Negocios

Rihanna quiere revolucionar la moda para mujeres sexis y empoderadas

La estrella musical Rihanna se convirtió en la primera mujer afrodescendiente que dirige una marca de ropa para el gigante francés del lujo Louis Vuitton (LVMH), una iniciativa "diferente y única", según la cantante, que promete revolucionar el mundo de la moda.

La artista multifacética, de 31 años, que nació en la isla caribeña de Barbados, asegura que no forma parte del selecto mundo de la moda, a menudo blanco y dirigido por hombres, y que desea "aportar su estilo".

"Soy agresiva, me gustan las siluetas redondeadas y que las mujeres se muestren seguras. Es exactamente esto lo que quiero aportar", explica a la AFP.

Durante la inauguración este miércoles de la tienda efímera de su marca Fenty en París, cerca de la plaza de los Vosgos, en el corazón de la capital francesa, Rihanna llevaba un minivestido chaqueta de color blanco con hombreras pronunciadas y unas sandalias con tacones de aguja que le permitían lucir su alargadas uñas pintadas con rojo coral.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

make room in your closets. we coming @FENTY FENTY.com ‼️

Una publicación compartida de badgalriri (@badgalriri) el

Sus joyas pesadas completaban su aspecto de mujer sexi y poderosa. Todas las piezas con las que iba vestida pertenecían a su primera colección en Fenty, que solo se comercializará en las tiendas durante diez días, pero que se podrá comprar por internet a partir del 29 de mayo.

La estrella musical quiere desarrollar su estilo en la alta costura a partir de su punto de vista de "joven mujer negra que adora y adopta las ideas y el entusiasmo de los jóvenes y quiere transformarlas en un producto lujoso para un empresa de lujo", como LVMH, cuyo presidente director general, Bernard Arnault, le dio vía libre.

"Aprecio el hecho de que son muy flexibles y me permiten hacer las cosas a mi manera. Arnault no es idiota, es un hombre muy inteligente y abierto", añadió.

La influyente artista, seguida por 170 millones de personas en las redes sociales, define su estilo como "muy flexible y que varía en función de su estado de humor".

"Es como el de la mayoría de las mujeres que se preguntan: ¿cómo me quiero sentir en tal momento del día? ¿Estaré cómoda, sexi o me mostraré conservadora?, asegura.

Tras haber diseñado zapatillas deportivas para Puma y productos de maquillaje para LVMH con una paleta de una cincuentena de colores adaptados a todos los tonos de piel, confía ahora "hacer crecer" el número de clientes de las marcas de lujo.

"Quiero que cualquier mujer lleve mis vestidos", defiende Rihanna, quien promete piezas de ropa hasta la talla 46.

La primera colección de Fenty destaca por las hombreras pronunciadas, las formas curvas, los corsés vaqueros y por mostrar las piernas, además de utilizar colores como el blanco, el rosa o el camel.

Los pantalones de estilo callejero se llevan con gafas XXL futuristas y con aros dorados en las orejas ornamentados con cristales.

"No hemos previsto hacer desfiles", asegura Rihanna, impregnada por la cultura milenial, que no quiere promocionar su colección con los métodos tradicionales.

"No vengo de la industria de la moda y mi visión será mucho menos tradicional", reconoce.

Pretende anunciar nuevas piezas y accesorios que sus seguidores podrán comprar inmediatamente en internet.

"Hace falta que los consumidores puedan conseguir una pieza que les guste enseguida, que no tengan que esperar seis meses (...) me gustan los clientes que odian esperar", afirma Rihanna, quien recuerda la larga espera entre la presentación de las piezas de moda en desfiles y su puesta a la venta en tiendas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario