"El sistema de salud está al borde del colapso", advirtieron desde la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva

Salud

Arnaldo Dubin, integrante del organismo, lamentó que se autoricen reuniones sociales al aire libre ya que la situación es dramática porque el personal sanitario ha dado todo y está agotado. Además, aseguró que la calidad de la atención que brindan es cada vez menor.

Arnaldo Dubin, integrante de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, lamentó este lunes que se autoricen reuniones sociales al aire libre ya que, según advirtió, también implican un riesgo en momentos en el que el sistema de salud está al borde del colapso.

“El personal sanitario ha dado todo y está agotado. Nos encontramos en una situación dramática, con una de las crisis sanitarias más grandes de la historia", dijo el miembro de la entidad en declaraciones a Radio Provincia.

En ese sentido, precisó que, con el número actual de casos, el sistema está amenazado y no puede expandirse más: “Una cosa son las camas y los respiradores, pero otra es el personal sanitario, los médicos, kinesiólogos y personal intensivista, y eso está muy mal".

"Éramos pocos pero la pandemia desnudó la crisis estructural de nuestra especialidad. Estamos diezmados por la enfermedad, estamos agotados física y anímicamente, cometemos errores, nos contagiamos, compañeros han muerto, por lo tanto, la calidad de la atención que brindamos es cada vez menor", subrayó el integrante de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva.

En este marco, agregó que, mientras en el sistema de salud el personal se siente sobrepasado, por otro lado "hay gente que quiere salir, que sale, que no se protege, que no guarda las distancias y que hace fiestas, y también están los que endeudaron al país y enriquecieron a empresas, y ahora convocan a marchas, a que la gente salga a la calle, una canallada con ribetes criminales porque pone en riesgo la salud".

Además, Dubin criticó la autorización dada a reuniones sociales de hasta 10 personas al aire libre dispuesta para la actual etapa de las medidas, que comenzó a regir hoy y que se extenderá hasta el 20 de septiembre próximo.

En este sentido, consideró "imprudente lo que hacen algunos gobernantes flexibilizando la situación", y opinó que "autorizar reuniones de hasta 10 personas aunque sea al aire libre, es una pena porque ahí también hay peligro de contagio e invita a que la gente haga cualquier cosa".

"El punto clave es que nosotros desde el sistema de terapia intensiva ya hemos dado todo lo que podemos brindar; estamos agotados", subrayó el referente de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva.

En ese marco, aseguró que "es la conducta social lo que va a determinar lo que va a pasar en el país" y sostuvo que, si los casos siguen aumentando, estamos en riesgo de llegar a lo ocurrido en España o Italia, o, lo que es peor, lo que se vio en las calles de Bolivia o Ecuador.

"El personal sanitario ya no puede dar más. Lo único que nos queda, en estos momentos, en los que las tasa de letalidad todavía es muy baja a diferencia de otros países con la misma cantidad de contagios, es la cuarentena", precisó.

En este sentido, remarcó que "el aislamiento instalado tempranamente o la tan castigada cuarentena ha salvado decenas de vidas porque se fortaleció el sistema sanitario y todos los pacientes fueron tratados adecuadamente".

No obstante, dijo que "ahora la tasa de letalidad está aumentando porque los casos han crecido descontroladamente".

En esa línea, explicó que en las unidades de terapia intensiva todos los días se están enfrentando a la muerte e insistió con que ya no pueden "hacer más".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario