Mundo

Sigue la tensión en Chile: siete muertos y más de 800 detenidos

Las protestas no ceden en el país vecino. El presidente Piñera suspendió el aumento de transportes que detonó el conflicto.

Santiago - Una nueva jornada de protestas, saqueos, violencia y represión policial se registró ayer en varias ciudades de Chile luego de que violentas manifestaciones dejaron al menos siete muertos y cientos de heridos y detenidos, además de pérdidas de cientos de millones de dólares, en tres días de diturbios desencadenados por el aumento de la tarifa de subterráneo. Ante ese panorama, el más grave desde el retorno de la democracia en 1990, con parte del país militarizado y en estado de excepción (que limita el derecho a transitar y a reunirse), el presidente Sebastián Piñera decidió extender entre la noche de ayer y la madrugada de hoy el toque de queda de la víspera.

El mandatario suspendió el sábado un alza del pasaje del metro, que se había incrementado de 800 a 830 pesos (1,2 dólares) el viernes pero no logró con eso restaurar la calma en el país y, por el contrario, la inquietud, que incluyó sonoros cacerolazos, se expandió a regiones fuera del área metropolitana.

Pese a la vigencia del toque de queda, decenas de manifestantes incendiaron en la noche del sábado el edificio del diario El Mercurio, el más tradicional del país, en el puerto de Valparaíso.

Los militares patrullaron las calles en tanquetas y otros vehículos y sobrevolaron las zonas de los disturbios en helicópteros para evitar nuevos incendios en la red de subtes, la más moderna y cara de América Latina, que causaron solo allí pérdidas de 300 millones de dólares y podrían mantener algunas líneas paralizadas por hasta cuatro meses.

CHILE.jpg
Pese al levantamiento del toque de queda en Santiago de Chile y otras  localidades, la  tensión sigue en el país trasandino con los militares apostados en  la calle y un saldo de al menos tres personas muertas.
Pese al levantamiento del toque de queda en Santiago de Chile y otras localidades, la tensión
sigue en el país trasandino con los militares apostados en la calle y un saldo de al menos tres personas muertas.

El ministro del Interior, Andrés Chadwick, detalló que dos personas murieron y una quedó herida de gravedad tras el saqueo de un supermercado. Por otra parte, se confirmó el fallecimiento de cinco personas más en el incendio de una bodega en Renca.

Chile tiene una de las economías más estables de la región, pero presenta importantes niveles de desigualdad que han motivado movimientos de protestas por el acceso insuficiente a la educación secundaria y universitaria, la salud y las pensiones. Sin embargo, anteriores protestas no había derivado en un caos semejante.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario