Ambito Nacional

Tras derrota en PASO nacional, UCR defiende último bastión propio

El oficialista Cambia Mendoza busca retener el poder frente al peronismo kirchnerista referenciado en la senadora A. F. Sagasti.

Enviado especial - Este domingo, el radicalismo defenderá en Mendoza la última provincia de gestión propia en las elecciones que definirán al sucesor del mandatario Alfredo Cornejo. El oficialismo de Cambia Mendoza viene de superar al peronismo por más de siete puntos en las primarias de junio, pero las PASO nacionales reabrieron la pelea tras la victoria de Alberto Fernández, quien también se impuso en el distrito cuyano.

La clave de la elección es si finalmente predomina la lógica provincial o nacional de una compulsa en la que están habilitados 1.406.082 electores. Mientras el frente Elegí que aglutina al PJ y postula a la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti buscó nacionalizar la campaña, Cambia Mendoza, que lleva como candidato al intendente capitalino Rodolfo Suarez, apostó a la provincialización; una decisión que previó Cornejo cuando desoyó los ruegos de la Casa Rosada y decidió en el verano desdoblar las elecciones al husmear una posible mala elección de Mauricio Macri en todo el país.

La estrategia del gobernador y titular de la UCR nacional tuvo comprobación fáctica: tras vencer en junio al PJ en las primarias provinciales, las PASO de agosto con Macri a la cabeza de la boleta lo arrastraron a una derrota en Mendoza. No solo Alberto Fernández venció a Macri 40-37 en un distrito clave de su victoria 2015, sino que Cornejo perdió también en la categoría de diputados nacionales, donde lideró la lista de Juntos por el Cambio, aunque por menor margen(39,9% vs. 39,1%).

En números: Cornejo sacó 12 mil votos más que Macri. Un corte de boleta casi insignificante. Por eso, el lunes siguiente a las PASO fue un claroscuro: el sinsabor de la derrota se compensó con la certeza de que el desdoblamiento había sido la táctica más correcta para mantener el poder en la provincia.

Cornejo, atado a una Constitución que no permite reelecciones siquiera por un periodo, bendijo a Suarez, quien en junio le ganó con holgura a Omar De Marchi, intendente de Luján de Cuyo y jefe del PRO local (también participó de esa PASO Fernando Armagnague, de un sector minoritario de la UCR pero muy afecto a las pulseadas internas).

El radicalismo retuvo en junio Jujuy con la reelección de Gerardo Morales y en Corrientes Gustavo Valdés tendrá que revalidar en 2021, desfasado del calendario por una intervención federal de 1999. La alianza Cambiemos pondrá en juego además -el 27 de octubre- CABA y Buenos Aires, de administraciones PRO.

El peronismo, en tanto, tuvo en junio un batacazo: Fernández Sagasti, de apenas 35 años y de extracción kirchnerista, venció a Alejandro Bermejo, jefe municipal de Maipú, quien a priori contaba con mayor estructura territorial por provenir de sector del peronismo de los intendentes. Así, la senadora se convirtió en jefa del peronismo local y en estos días contó con el respaldo de Alberto Fernández. El martes, el candidato presidencial realizó en Mendoza una reunión con gobernadores del PJ (y afines) con un respaldo total a su candidatura. Un asado en una bodega y el anuncio de la federalización de la gestión en las capitales alternativas que en la práctica ofició de acto de cierre de campaña del peronismo mendocino.

Sagasti pone el foco en la crisis nacional y nunca habla de sus rivales sin dejar de mencionar a Macri. Los pega, deconstruye la decisión de Cornejo de despegarse de Macri tanto en el calendario como en el discurso. El gobernador fue tal vez el aliado más crítico de Macri y apeló en la campaña a mostrar el ordenamiento de las cuentas provinciales, una virtud que le reconocen incluso sus adversarios. En ese sentido, por cada Macri que le endosan a Suarez, Cambia Mendoza le revolea por la cabeza al PJ a Francisco “Paco” Pérez, el antecesor de Cornejo que terminó su gestión con un tendal de deudas y con dificultades incluso para pagar los sueldos de la administración pública.

Desde ambos rincones ven un escenario parejo. En el PJ creen que Cambia Mendoza se estancó y que Fernández Sagasti sigue creciendo. En el oficialismo pasaron de creer hace unos meses que la continuidad estaba asegurada, a un escenario de cautela, donde creen que Suarez terminará venciendo por alrededor de cinco puntos.

A nivel gobernador, completan la oferta electoral José Luis Ramón, del partido Protectora y aliado a Consenso Federal a nivel nacional, y Noelia Barbeito, por el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT).

Pero también se renovará la mitad de las cámaras de diputados y senadores provinciales, e intendentes y concejales en catorce municipios. Entre estos, la batalla en la ciudad de Mendoza tiene un color diferente: la UCR viene de perder las intendencias de cinco capitales provinciales (Córdoba, Santa Fe, Neuquén, Paraná y Santa Rosa) y espera detener la sangría este domingo. El candidato a jefe municipal de Cambia Mendoza es Ulpiano Suárez, funcionario de Cornejo y sobrino de Rodolfo. Por el PJ, asoma Martín Sevilla.

Vale destacar que en los departamentos de San Martín, Tunuyán, San Rafael y Lavalle, que adelantaron sus comicios municipales, solo se votará por la formula a la gobernación y legisladores provinciales.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario