Negocios

Zuckerberg acepta revisar el proyecto de criptomoneda de Facebook

El CEO y fundador de Facebook expuso en el Congreso de los Estados Unidos a raíz de las dudas que genera el lanzamiento de su criptomoneda Libra.

El CEO y fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, se comprometió hoy ante el Congreso de los Estados Unidos a no respaldar ningún movimiento de la criptomoneda Libra hasta que los reguladores locales la aprueben, y respondió los cuestionamientos de legisladores sobre temas como privacidad, anuncios políticos y abuso sexual infantil.

Facebook no respaldará la entrada en funcionamiento de Libra "a menos que todos los reguladores estadounidenses la aprueben", aseguró el empresario en una audiencia ante la comisión de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes (Diputados), transmitida por Internet.

Sin embargo, acotó: "Una de las cosas que quiero dejar en claro es que la Asociación Libra (la organización de empresas que administrará el funcionamiento de la moneda, de la cual Facebook es miembro) es independiente y no la controlamos".

El creador de la red social más popular del mundo ofreció una visión positiva de cómo la criptomoneda refrozaría la presencia estadounidense en el mundo y les daría a millones de personas sin cuentas bancarias una forma segura para intercambiar dinero de manera asequible.

"Libra va a estar respaldado principalmente por dólares, y creo que extenderá el liderazgo financiero de Estados Unidos en todo el mundo, así como nuestros valores democráticos y (nuestra) supervisión. Pero si Estados Unidos no innova, nuestro liderazgo financiero no está garantizado", señaló.

Su participación en el Parlamento norteamericano había estado precedida por fuertes críticas -del G7, el G20, los gobiernos de Francia y de Alemania, banqueros centrales y especialistas- sobre los planes de la empresa para evitar que Libra se use para cuestiones como el lavado de dinero o el financiamiento de actividades ilegales, como el narcotráfico.

La presidenta de la comisión, la demócrata Maxine Waters, enumeró al inicio de la sesión las preocupaciones con el proyecto en torno a "la privacidad, los riesgos comerciales, la seguridad nacional, la política monetaria y la estabilidad del sistema financiero global", y recordó que ella misma había solicitado que la empresa abandonar el desarrollo de Libra "hasta que el Congreso pueda examinar los problemas vinculados".

Facebook había anunciado en junio su intención de lanzar en 2020 -de la mano de la Asociación Libra, conformada originalmente por 28 miembros- una criptomoneda propia, respaldada en divisas como el dólar y el euro, para que las personas pudieran enviar dinero y realizar pagos a través de aplicaciones como Whatsapp o Messenger.

Aparte del tema principal, los legisladores aprovecharon la audiencia para indagar a Zuckerberg sobre otras cuestiones de Facebook que en los últimos años generaron una preocupación creciente.

La propia Waters cuestionó al empresario por la política de anuncios de Facebook y su decisión recientemente comunicada de no aplicar las "normas comunitarias" -el conjunto de reglas que delimitan qué se puede publicar y qué no- a los políticos en campaña, permitiéndoles pagar por distribuir noticias falsas y mentiras comprobadas.

"El impacto de esto será un esfuerzo masivo de supresión de votantes. Su afirmación de promover la libertad de expresión no suena cierto", le achacó.

También se refirió a las campañas originadas en el extranjero que permanentemente buscan interferir en los procesos electorales, a las violaciones a la privacidad de las personas y a la falta de diversidad entre los empleados de la empresa.

AOC grills Facebook CEO Mark Zuckerberg on Cambridge Analytica and campaign ads.mp4

Otra voz que cuestionó con dureza a Zuckerberg fue la de la republicana Alexandria Ocasia Cortez, quien criticó el hecho de que Facebook permite la publicación de información falsa, amparándose en que no audita los contenidos en función de respetar la libertad de expresión.

Entre otros temas se colaron también la fusión en 2014 entre la red social y Whatsapp y la transferencia de datos personales entre ambos servicios (algo que la empresa había asegurado que no sucedería).

Asimismo, la republicana Ann Wagner se manifestó "preocupada" por el historial de Facebook al lidiar con las imágenes de explotación sexual infantil en la plataforma, luego de que la empresa informara haber descubierto millones de imágenes y videos de abuso.

"No está trabajando lo suficiente y el cifrado de extremo a extremo no va a ayudar con el problema", sostuvo, en una crítica a la intención de Facebook de reforzar la privacidad de las comunicaciones en sus aplicaciones de chat a través de sistemas de criptografía.

También hubo cuestionamientos de lo más variado, desde la postura anti-vacunas de la plataforma (por un legislador que dijo apoyar ese movimiento), hasta la discriminación de los algoritmos y la falta de diversidad de género entre los empleados de la empresa.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario