Tras colapso en la frontera, blindaron acceso a Misiones

Ambito Nacional

El sábado ingresaron las últimas 350 personas. Justicia federal imputó al intendente de Puerto Iguazú por bloquear con camiones el paso a Brasil.

Gendarmería Nacional y la Policía provincial colocaron vallas sobre el puente internacional Tancredo Neves, en la frontera de Puerto Iguazú (Argentina), con Foz de Iguazú (Brasil) para impedir el acceso de turistas que intentan ingresar al país a pesar del cierre total de fronteras ordenado por el presidente Alberto Fernández el pasado viernes.

Ese paso internacional fue la última alternativa de ingreso para viajeros llegados desde los distintos destinos considerados de riesgo debido al alto número de infectados por el Covid-19 (coronavirus) y generó incluso algunos desencuentros entre pobladores y autoridades de la localidad del norte misionero y Nación, hasta que llegaron aviones Hércules que derivaron a todos hasta distintas ciudades argentinas.

El Gobierno provincial, en tanto, ya había organizado con la empresa de transporte de pasajeros Río Uruguay el traslado de cientos de turistas que estaban varados en el cruce internacional a la espera de una definición. Tal como lo indica la ampliación del decreto presidencial que prohíbe el reingreso de argentinos al país, Gendarmería Nacional tenía la orden de cerrar en la medianoche de ayer el acceso en la cabecera del puente internacional Tancredo Neves -que une Puerto Iguazú (Argentina) con Foz de Iguazú (Brasil)- hasta este martes.

En principio, esta acción trajo cierta tranquilidad a los ciudadanos de la localidad misionera, quienes temen que el virus se propague, aunque en horas de la tarde de ayer se confirmó el segundo caso positivo de Covid- 19 en Misiones, un paciente de 27 años de Puerto Iguazú.

El sábado ingresaron al país las últimas 350 personas autorizadas por Cancillería a volver al territorio argentino, quienes estaban en tránsito antes de que entrara en vigencia la medida del cierre total de la frontera.

Intendente imputado

La Justicia Federal imputó al intendente de Puerto Iguazú, Claudio Filippa, por el bloqueo de la Ruta Nacional 12, en el acceso a la ciudad, para evitar el ingreso de personas y transportes provenientes de Foz de Iguazú, a través del puente Tancredo Neves.

El juez federal de Eldorado, Miguel Ángel Guerrero, imputó al jefe comunal y a varios concejales que formaron parte del comité de emergencia municipal por infracciones a los artículos 194 y 230 del Código Penal argentino, que estipulan penas por afectar la seguridad en el tránsito y por sedición, en cuanto a arrogarse los derechos del pueblo y se alzaren públicamente para impedir la ejecución de las leyes nacionales o resoluciones de los funcionarios públicos nacionales.

El martes, Filippa y los integrantes del comité de emergencia firmaron un decreto municipal en el cual se ordenaba que a partir de la medianoche del último miércoles no se permita el ingreso de personas y transportes de ninguna nacionalidad por el paso fronterizo que une Iguazú con Foz de Iguazú, por la circulación de coronavirus en esa localidad vecina.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario