Chubut: Das Neves se va, pero deja a su familia

Ambito Nacional

Chubut - A contramano de su promocionada embestida a nivel nacional contra los males de la vieja política, el mandatario y precandidato presidencial del peronismo disidente Mario Das Neves se encargó de acomodar a parte de su familia en lugares estratégicos de las listas de postulantes para las elecciones provinciales del próximo 20 de marzo.

La postal del llamado de la sangre contrastó con las febriles negociaciones en las que, en cambio, debió incursionar para terminar de cerrar agónicamente en la noche del martes la fórmula con la que intentará retener ante el kirchnerismo la gobernación en 2011, que finalmente quedó integrada por dos intendentes: Martín Buzzi (Comodoro Rivadavia) y Gustavo Mac Karthy (Trelew). Así, a fines de 2011 Das Neves abandonará la conducción formal de los destinos de Chubut, pero la saga familiar seguirá enraizada en la dirigencia política del distrito patagónico.

Por de pronto, la esposa del gobernador, Raquel Di Perna, se convirtió en la cabeza de la lista de postulantes a diputados provinciales.

Previamente, se había mencionado a Di Perna como potencial integrante -como vice- de una de las tantas fórmulas para la gobernación que se barajaron, en paralelo a la reticencia del senador nacional Marcelo Guinle a aceptar encabezar la dupla por los condicionamientos impuestos por Das Neves.

En paralelo, su hijo, el subsecretario de Relaciones Institucionales provincial, Pablo Das Neves, buscará un lugar en el Concejo Deliberante de Trelew como primero de la lista.

Sin embargo, tendría un destino de mayor grandeza si se cumplen las versiones que circulan con insistencia en ámbitos del oficialismo chubutense respecto del carácter supuestamente testimonial de la candidatura de Máximo Pérez Catán, quien durante años fue mano derecha de Das Neves.

En caso de triunfar en las urnas y ser electo intendente de Trelew, Pérez Catán no asumiría el cargo para transformarse en el ministro de Gobierno de un eventualmente victorioso Buzzi. Bajo esa postal, el hijo de Das Neves se convertiría en el intendente de la capital provincial.

El imperio de los lazos familiares se contagió además a la vicegobernación
: la esposa de Mario Vargas, Miriam Crespo, también se calzó el traje de postulante a la Cámara de Diputados local. Vargas ya arrastra en su historial el gen de la testimonialidad tan cuestionada por Das Neves cuando se abusó de esa fórmula el kirchnerismo nacional: en 2009 encabezó la lista de candidatos dasnevistas para la Cámara de Diputados nacional, pero luego se quedó en la provincia.

En rigor, en el currículum de Das Neves no es nuevo el recurso de apelar a los familiares para ocupar roles claves de la gestión que lidera desde 2003. De hecho, su cuñada -Graciela Di Perna- es senadora nacional y ex secretaria de Salud; su sobrino político, Daniel Taito, era hasta hace poco subsecretario de Información Pública y hoy cumple roles en la campaña presidencial; su primo Leonardo Das Neves es director general de Control de Gestión, y sus sobrinas María Laura Das Neves y Natalia Das Neves trabajan en la Secretaría Privada y en el Banco de Chubut, respectivamente.

Pensando en 2011, y lejos de los aires de renovación que pregona en sus giras nacionales, la estrategia de apostar a la familia unida también incluye la de alentar candidaturas de actuales funcionarios provinciales. Por esa senda ya militan, por caso, el ministro Coordinador de Gabinete, Pablo Korn (peleará una banca de concejal en Trelew); el secretario de Trabajo, Jerónimo García (aspira a quedarse con un escaño de la Legislatura) y la ministra de Educación, Mirtha Romero (segunda candidata a diputada provincial).

Dejá tu comentario