Misión: expectativa de gobernadores por aporte israelí a desafío de sequía

Ambito Nacional

En el marco del inicio formal ayer en Israel de una misión de cooperación científico-tecnológica en el manejo del agua -liderada por el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro-, el grupo de gobernadores que integra la comitiva mostró su expectativa de cosechar aprendizajes y “soluciones” para optimizar el uso del vital elemento en sus provincias. Con realidades locales en rigor disímiles, buscan enfrentar un combo de desafíos que incluyen la desertificación propia de algunos de los distritos, la escasez coyuntural de lluvias y la apuesta a potenciar la producción.

De la delegación forman parte el catamarqueño Raúl Jalil, el entrerriano Gustavo Bordet, el formoseño Gildo Insfrán, el mendocino Rodolfo Suárez, la rionegrina Arabela Carreras, el sanjuanino Sergio Uñac y la santacruceña Alicia Kirchner, y representantes de La Rioja y Santiago del Estero.

A los mandatarios les espera una cargada agenda hasta el jueves que incluirá recorridas por la planta “Eshkol” (de filtrado, la cuarta más grande del mundo), el proyecto “Menashe” (con canales para captar el agua de crecidas de cuatro ríos y que luego es inyectada al acuífero para agricultura), Shafdan (principal planta de tratamiento de aguas residuales) y la planta de desanilización “Granot” (busca preservar el acuífero de la costa mediterránea). Además visitarán Tap Ltd. (compañía internacional de proyectos de horticultura intensiva basados en sistemas hidropónicos y cultivos en sustratos), el Instituto Weizmann de Ciencias y el Centro Peres para la Paz y la Innovación.

“Queremos encontrar soluciones a cómo optimizar el uso de agua para la producción y cómo llevar agua a lugares donde no la tenemos”, dijo Carreras. Su foco está puesto en “triplicar la capacidad de riego” en su distrito, “que se caracteriza por tipos de climas que no están afectados por el cambio climático” y por contar con “gran disponibilidad de agua”.

Por su parte, Suarez precisó que en su provincia “sólo el 3 o 4% del territorio puede tener agua” y que viven “en un desierto, agravado por la escasez de agua actual”. Por eso apuntó a “aprender y copiar todo lo que se pueda copiar” de la experiencia de Israel.

“Tenemos que mirar las mejores experiencias y aplicarlas a las provincias”, coincidió Uñac. “Me he encontrado que San Juan tiene un desafío superior al de Israel: tenemos 100 milímetros por año de lluvia, cuando el promedio es de 500 a 600 en este querido país”, destacó.

Por su parte, Bordet apuntó a respaldar la actividad productiva, en una provincia con “los dos ríos más caudalosos de América” y “dos economías regionales muy importantes” que requieren de innovar en riego, en referencia al arándano y a la actividad agrícola.

Dejá tu comentario