Kicillof define cómo sigue oferta a bonistas y apura el acuerdo local con la oposición

Ambito Nacional

Semana clave también para intentar lograr acompañamiento en Diputados y Senado a la Ley de Financiamiento para enfrentar crisis por pandemia.

La cuenta regresiva para la aceptación de la propuesta de reestructuración del canje de la deuda de Buenos Aires por u$s7.148 millones, llega a su fin hoy al caducar el plazo establecido por la Provincia en la cuarta prórroga del proceso de negociación con los bonistas.

La expectativa está centrada en el próximo paso que dará el gobierno de Axel Kicillof, en un contexto marcado por la expiración también del plazo de aceptación de la propuesta desplegada por el Gobierno nacional con los acreedores,

La indefinición en este proceso para reperfilar los vencimientos de compromisos adquiridos mayormente durante las gestiones de Daniel Scioli y María Eugenia Vidal, se produce en un momento de fuerte necesidad de financiamiento por el impacto de la pandemia en las cuentas de la Provincia.

En este sentido, será clave también esta semana el avance de las gestiones parlamentarias para intentar destrabar la Ley de Financiamiento que desde mayo impulsa la administración bonaerense y que el jueves trastabilló en la Legislatura por la negativa de la oposición a convalidar un endeudamiento con organismos multilaterales por u$s500 millones y $28 mil millones. La propuesta requiere de un acuerdo con la oposición porque debe aprobarse con el voto de los dos tercios de los presentes.

Ayer, por caso, el director de la Agencia de Recaudación bonaerense (ARBA), Cristian Girard, dijo que está “decepcionado” por la “irresponsable” negativa de los legisladores de Juntos por el Cambio de tratar el proyecto, pensado para hacer frente a las consecuencias económicas de la pandemia de coronavirus, y pidió a la oposición “trabajar en conjunto por el bien de la gente”.

Senadores y diputados bonaerenses de Juntos por el Cambio condicionaron la semana pasada su acompañamiento a la iniciativa a la necesidad de que el Gobierno bonaerense dé mayores precisiones sobre el destino específico de esos fondos.

“Es muy dificil acompañar un endeudamiento sin saber a ciencia cierta en qué se van a usar esos fondo. Por otro lado, nos faltan elementos de control como para poder monitoriar en qué se invierte y cómo se invierte”, subrayó el senador Roberto Costa, presidente del bloque de Juntos por el Cambio.

En ese sentido, el titular de ARBA dijo, en declaraciones a radio Con Vos, que le “genera mucha decepción que la oposición no esté a la altura de las circunstancias en un contexto como este, donde tenemos que estar todos tirando para el mismo lado”.

Añadió que “el pedido de endeudamiento contempla la necesidad de contar con recursos para hacer obra pública, para relanzar la actividad económica y para transferir recursos a los municipios”.

Precisamente, la asistencia a los intendentes fue el otro factor que trabó las negociaciones parlamentarias. La febril pulseada con la oposición -que continuará esta semana en busca de un acuerdo- gira en torno al diagrama de asistencia financiera a los municipios en medio de la pandemia, que hasta el momento fue del orden de los $ 13.800 millones. De ese monto, $ 4.300 millones fueron bajo el formato de préstamos con 3 meses de gracia a tasa 0 del Fondo Especial de Emergencia Sanitaria para la Contención Fiscal Municipal.

Por eso, en su contacto virtual la semana pasada con los legisladores en la previa a las sesiones previstas en ambas cámaras, el titular de la cartera de Hacienda bonaerense hizo hincapié en que el proyecto propone en uno de sus artículos extender el plazo de devolución de esos préstamos a 18 meses.

El director de ARBA, sostuvo que en la provincia hay que “lograr trabajar en conjunto” y articular acciones como en la actualidad se hace en el AMBA para morigerar el efecto del coronavirus.

“Más allá de las diferencias políticas que existan entre el gobierno de la Provincia y el de la Ciudad, se puede trabajar coordinadamente pensando en la gente”, evaluó.

Respecto de la actitud de los legisladores de JxC de negarse a darle tratamiento al pedido del Ejecutivo, Girard aseguró que es “irresponsable” ya que pudiendo ser “constructivos” en el contexto de crisis sanitaria, optaron por “darle la espalda a la gente una vez más” demostrando “el fracaso del espacio conducido por Mauricio Macri y María Eugenia Vidal”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario