En sesión virtual, Diputados avaló demandas del Ejecutivo

Ambito Nacional

La Cámara baja aprobó -y envió al Senado- la emergencia sanitaria en geriátricos por la pandemia, la suspensión temporaria de ejecuciones hipotecarias y desalojos, y los decretos disparados por el Covid.

Luego de un parate obligado con motivo de la cuarentena que se dispuso por el coronavirus, la Legislatura bonaerense reactivó ayer su actividad. En su primera sesión remota, la Cámara baja avaló los decretos de Axel Kicillof para combatir la pandemia, mientras que en el Senado se aprobó el cambio de reglamento para funcionar de manera mixta.

Los diputados dieron luz verde y giraron al Senado un proyecto de ley del Poder Ejecutivo que prevé la suspensión temporaria por la pandemia de las ejecuciones hipotecarias en la Provincia y la suspensión de los procesos de desalojo. Además, los integrantes de la Cámara aprobaron la declaración de Emergencia Sanitaria de los establecimientos para adultos mayores, públicos o privados, mientras persista el estado de emergencias. Así también se crea el Programa Geriátricos de la provincia de Buenos Aires para fortalecer su funcionamiento mediante la asignación de subsidios.

Se trató de una jornada en la que, más allá de los acompañamientos y las coincidencias, hubo algunos cruces significativos entre el oficialismo y la oposición de la Cámara baja. Los dardos del Frente de Todos estuvieron dirigidos a lo que dejó el gobierno provincial anterior. Y en ese sentido, el presidente del bloque, Facundo Tignanelli, fue directo al afirmar que “el coronavirus agudizó una crisis que venía de los cuatro años de Vidal. Y eso no se puede disfrazar”. Y luego de celebrar el acompañamiento del bloque opositor mayoritario aseguró: “Imaginemos como estaríamos si lo tuviésemos a Macri, que hace poco dijo que prefiere el coronavirus antes que al populismo. Y que el modelo a imitar era el de Inglaterra, donde hay más de 34 mil muertos”.

Minutos antes el jefe de bloque de Juntos por el Cambio, Maximiliano Abad, realizó una exposición encendida en la que se diferenció del oficialismo y llamó a “encontrar la forma de sesionar cara a cara porque lo único que no puede pasar es que se ponga en cuarentena a los poderes del estado. Si los policías y los enfermeros están en su lugar, como nosotros no. No pongamos en cuarentena nuestros valores”. Y sentenció “les dijimos que íbamos a trabajar en unidad, pero eso no significa unanimidad”.

El acompañamiento fue general. Y en sus exposiciones, los presidentes de bloque, quienes estaban autorizados para sesionar de manera presencial, dejaron en claro sus posturas. Mario Giaccobe, del bloque 17 de noviembre, sostuvo que la suspensión de los desalojos “no es un tema menor. No caigamos en decir que es una pizza. Se va la vida en eso. Para mucha gente el hecho de poder perder tu casa es peor que el coronavirus”. Por su parte, el presidente del bloque Cambio Federal, se mostró contrario a sesionar de manera presencial y pidió que se revisen las formas en las que se distribuye la plata que se gira desde Provincia porque “todo aquello que se hace por fuera del CUD perjudica a muchos municipios”.

Como parte de otros de los puntos tratados, la Cámara aprobó el proyecto de ley que declara la emergencia en materia de violencia de género y autoriza al Poder Ejecutivo a disponer y reasignar partidas para atender esa problemática.

Por su parte, el Senado aprobó por unanimidad el cambio de reglamento interno que permite volver a sesionar a distancia y darle ingreso a los asuntos entrados.

Ahora, la Cámara alta deberá darle tratamiento a los proyectos propios y a los que lleguen desde Diputados. En una sesión breve y más accidentada (se debió pasar cuarto intermedio por problemas técnicos en la comunicación), quien se guardó la última palabra fue la presidenta del cuerpo y vicegobernadora, Verónica Magario, quien antes de despedirse se refirió a la presión que hicieron desde la oposición para participar de manera presencial en la sesión y su consiguiente instalación de los despachos de la Legislatura. “No hacía falta que nos concentráramos todos a pocas cuadras de aquí. Espero que ahora que ahora todos hagan las cuarentenas que correspondan antes de volver a entrar en sus ciudades”.

Un rato antes, el senador del FDT, Gervasio Bozzano, no dejó pasar la exposición de Roberto Costa, a cargo del bloque de Cambiemos, y aseguró que “la voluntad del bloque del Frente de Todos es dar todas las discusiones que tengamos que dar. No tenemos miedo a discutir. La Provincia necesita leyes para ponerse de pie porque viene de estar muy golpeada”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario