Santa Fe y Córdoba apuran fondos adeudados por Nación

Ambito Nacional

A sólo días de haberse calzado el traje de gobernador, el socialista Antonio Bonfatti (Santa Fe) y el peronista crítico José Manuel de la Sota (Córdoba) aguardan con impaciencia que Cristina de Kirchner dé alguna señal que permita destrabar las millonarias deudas en remesas previsionales que afectan a sus provincias.

Ambos mandatarios -signados por una fría relación con la Casa Rosada- coinciden además en una iniciativa en el Congreso nacional: la de impulsar un proyecto de ley en pos de que se sancione una distribución automática de esos fondos previsionales a las provincias para quitarle toda connotación discrecional a la operatoria.

El sucesor del excandidato presidencial del Frente Amplio Progresista Hermes Binner -quien ayer se reunió con autoridades de la Cámara de la Construcción- busca discutir con la Casa Rosada la manera de desactivar una deuda con la Caja de Jubilaciones santafesina, que -afirma- supera ya los 1.200 millones de pesos.

En el caso de Córdoba, Balcarce 50 sigue sin destrabar las transferencias de fondos por más de $ 1.700 millones, fundamentalmente destinadas a calmar el rojo de la Caja Previsional, frenadas desde principios de año.

Tampoco llegaron precisiones desde Buenos Aires en torno a una eventual firma de un convenio 2012 para enfrentar el déficit del sector, que el año entrante estaría en el orden de los 1.500 millones de pesos.

Manos vacías

En los últimos días, otra autoridad cordobesa -el radical Ramón Mestre (h), quien conduce la municipalidad capital- se fue con las manos vacías en materia de fondos de un encuentro con el ministro del Interior, Florencio Randazzo.

Esa postal se da en el marco de los graves cortocircuitos que distancian al PJ mediterráneo del kirchnerismo nacional por la falta de acuerdo en materia de candidaturas, que derivaron en una fórmula para la gobernación puramente delasotista y una ristra de candidatos a legisladores nacionales exclusivamente del FpV (tras la caída de una debilitada boleta de Unión por Córdoba).

Urgido por la estrechez de las cuentas, el sucesor de Juan Schiaretti motorizó un Presupuesto provincial 2012 con un fuerte ajuste del gasto y subas impositivas.

Dejá tu comentario