Peugeot-Citroën con fecha final para 308, 408 y C4

Autos

Después del acuerdo a nivel mundial entre el grupo italoamericano FCA y el francés PSA, con la conformación del gigante Stellantis, es interesante ver el impacto que puede tener en la Argentina y en la región. Será un proceso largo de reestructuración que ya está en marcha. Ambas marcas tienen plantas tanto en el país como en Brasil con muchos modelos que salen de la línea de producción. En el caso de la automotriz gala, trascendió estos días un memo interno con los planes de fabricación previstos para este año en las instalaciones brasileñas de Porto Real como en la bonaerense de El Palomar. Allí se establece para PIAR (como se denomina el polo industrial de Argentina) el paso de 24 a 26 unidades producidas por hora. Son turnos de 9 horas pero que, por el descanso/almuerzo, queda efectivo poco más de 8 horas. La estrella de esa planta es, sin duda, el nuevo 208. En marzo está a un ritmo de 2.381 unidades al mes. A partir de junio salta a 3.714 y el pico lo tendrá en septiembre, con 4.875. La proyección de producción para todo el año es de 35.359 vehículos. Está claro que todos estos planes se revisan continuamente. El dato importante de esta comunicación regional, que ya lleva el membrete de Stellantis (“Summary of plant volumen evolution” , dice el encabezado), tiene que ver con el futuro del 308, 408 y Citroën C4 Lounge. Como se sabe son modelos que están en el final de ciclo. En este memo se detalla que tienen asegurada su vida sólo hasta junio. Así figura en el comunicado: “End of production P308, P408, C C4L in S2 2021 under study”, es decir, fin de producción bajo estudio en el segundo semestre. En un cuadro que acompaña este texto se refuerza esta idea ya que los casilleros desde Julio a diciembre aparecen en blanco, sin unidades de producción prevista, con una leyenda que dice “to be define”. Si nada cambia, estos tres modelos dejarán de producirse entonces en el segundo semestre de este año. Había muchas especulaciones pero ya está puesto negro sobre blanco. Es cierto que puede decidirse su continuidad. De concretarse, El Palomar quedaría con la producción del 208 y de los utilitarios Partner-Berlingo. Este último sería lo único que produciría en el país con el logo del doble chevrón en la parrilla. En total, la planta de El Palomar proyecta producir 49.625 unidades, las mencionadas del 208 más 11.856 de los utilitarios. Es una fábrica con capacidad de producción para más de 100.000 vehículos. Por el lado de Brasil, interesa menos pero sirve para el análisis. En Porto Real se producen los modelos Citroën C3, C3 Aircross y C4 Cactus, más el Peugeot 2008. Los dos primeros ya tienen reemplazo por el C3 Sporty que se hará sobre la base del 208 (el que se produce en la Argentina). Siempre la filial brasileña tuvo menos penetración en este mercado que la de Argentina. PSA fue de las últimas de montar una planta en Brasil, obligada por el sistema de compensación del comercio bilateral. Eso se refleja en los números. Según este memo, la producción de ese establecimiento será de 50.036 unidades en 2021. Lo mismo que la Argentina pero con un mercado mucho más grande. Acá es bueno detenerse en lo mencionado en el inicio sobre la reestructuración que obliga la fusión entre los dos grupos multinacionales. Si bien se aclaró, cuando se hizo el anuncio a nivel mundial, que no habrá cierres de fábricas, es bueno estar atento a lo que suceda en los próximos años. El Grupo PSA tiene plantas en los dos países que están trabajando a un bajo ritmo, replican plataformas en ambos lados. De hecho, se habló de fabricar el SUV 2008 en la Argentina. Esta montado sobre la misma estructura que el 208. A esto se suma que FCA tiene plantas modernas también en Argentina y Brasil (en este país de Fiat y de Jeep). Esta estructura industrial parece estar pensada para otra época, otros mercados. Como sucedió, recientemente, con otra marca que cerró sus instalaciones en el país vecino, parece que son tiempos de replanteos. Para terminar, un dato inmobiliario. La filial argentina de FCA muda sus tradicionales oficinas del barrio de Retiro a un edificio vecino donde concentrará, además, las actividades de sus división financiera y de plan de ahorro, que estaban en edificios alquilados. Tiempos de cambio.

Dejá tu comentario