Sigue la ronda de nombres por la sucesión en la AFA

Deportes

Por estas horas dirigentes del fútbol y políticos se cruzan en reuniones para intercambiar ideas sobre el futuro de la entidad madre del fútbol. Alzas y bajas, en el camino a la calle Viamonte.

Todos miran en dirección a la Inspección General de Justicia, que por estas horas debe dar un veredicto sobre la validez de la asamblea virtual que en mayo de 2020 reeligió a Claudio “Chiqui” Tapia al frente de la AFA. Muchos dirigentes que ya le soltaron la mano, siguen en la ronda de reuniones subterráneas para definir un sucesor.

En la carrera por la sucesión hay alzas y bajas de los que aspiran a quedarse con el lugar que hoy ocupa Tapia. Obviamente, todo depende de lo que dictamine la IGJ. Si entiende que existieron irregularidades, tal como denunciaron San Martín de Tucumán y Nueva Chicago, la AFA deberá realizar nuevas elecciones para elegir autoridades para al período 2021-2025.

Mientras sufre por la eliminación de River en la Copa Libertadores, Rodolfo D’Onofrio se prueba el traje de la AFA. El principal impulsor de su candidatura es Jorge Brito, quien lo va a suceder en la presidencia del Millonario desde diciembre, tal como lo reflejan las encuestas. En silencio, Brito empezó a mover sus contactos en la política y en otros ámbitos para que D’Onofrio vaya a la AFA.

Para algunos dirigentes, esta movida tiene una doble lectura: por un lado, con D’Onofrio al fin River tendrá un presidente en la calle Viamonte, y, por otro lado, Brito podrá marcar su propia impronta en la gestión de River.

Pero a Tapia le apareció otro competidor bien conocido. Es vox populi que Hugo Moyano, tras la separación de Tapia de su hija Paola Moyano, le quitó el apoyo al “Chiqui”. En ese contexto, desde hace unos días Facundo Moyano, empezó a juntarse con distintos dirigentes. En principio, Facundo estaba convencido de impulsar la candidatura de Juan Verón. Pero con el correr de las charlas ahora ve la posibilidad de llegar a la AFA desde su rol de vicepresidente segundo de Alvarado de Mar del Plata.

Sigue en carrera Christian Malaspina, presidente de Argentinos, con llegada al ahora más ilustre hincha del “Bicho”, Alberto Fernández. Pero el escollo es que Alberto escucha mucho al ex presidente de Argentinos y su amigo personal, Luis Segura, quien le bajó el pulgar a la gestión de Malaspina en Argentinos, algo que preocupa mucho a Alberto. Además, Malaspina no goza del respaldo de dos dirigentes de mucho peso: Rodolfo D’Onofrio y Juan Román Riquelme.

Temas

Dejá tu comentario