Una AFA unitaria no deja entrenar a clubes del interior

Deportes

Se excusa en la pandemia y en una supuesta igualdad de condiciones, pero el problema radica en un tema de vencimientos de contratos de futbolistas. Por eso, su lema es: "Entrenan todos o ninguno".

Ni las duras críticas del presidente Alberto Fernández y ni la autorización de los gobiernos provinciales, en los casos de Mendoza y Santiago del Estero, ni la voluntad de algún presidente, como Andrés Fassi, de Talleres de Córdoba, harán que la AFA deje de lado su postura antifederal. Gobernada por los clubes poderosos de la Capital Federal y de la provincia de Buenos Aires, nada le hará torcer el brazo y cambiar de idea sobre su postura: o comienzan a entrenar todos juntos o ninguno.

De esta forma, una vez más, el mundo del fútbol le pone el cuerpo y deja pasar de largo los tiros por elevación del Gobierno o bien hace caso omiso a las decisiones de las autoridades provinciales. El músculo del fútbol demuestra estar por encima de cualquier decisión política y subordina a su tropa –esté o no de acuerdo- a encolumnarse detrás de los poderosos por medio de una sutil y elíptica amenaza.

Luciano Nakis, prosecretario electo de la AFA, afirmó que los clubes “no pueden cortarse solos” en relación al entrenamiento clandestino de Deportivo Riestra y el pedido denegado a Godoy Cruz de Mendoza en medio de la pandemia del Covid-19. “Los clubes no pueden cortarse solos. No comparto la actitud de Deportivo Riestra de entrenar. La responsabilidad es del club y el Estado tendrá que tomar medidas porque hay una aislamiento decretado por el gobierno, no por un capricho de la AFA”, comenzó el dirigente que acompañó la lista votada hace unas semanas con Claudio Tapia como presidente.

“Me parece bien que Godoy Cruz no pueda entrenar, la decisión tiene que pasar por la AFA, no por los clubes de forma individual”, explicó el también presidente de Armenio. Además, el directivo e hijo del ex dirigente Noray Nakis aseguró que desde la AFA están viendo los protocolos aunque es “un tema complejo” porque a diferencia de Europa no se cuenta “con muchos medios” y el coronavirus allá “pasó su peor momento”. “En el fútbol argentino sinceramente no contamos con una fecha cierta para entrenar, tenemos una responsabilidad y no podemos abrir el club con más de mil contagios como hubo el martes en el país. No podríamos dormir tranquilos si se contagian chicos”, apuntó.

Ante esta severa advertencia, Godoy Cruz anunció que no reanudará las prácticas del plantel profesional pese a tener a partir de hoy la habilitación del gobierno provincial. A través de un comunicado, el “Tomba” confirmó la decisión de “no iniciar las prácticas del primer equipo” hasta “acordar “ una “apertura en conjunto” con la AFA. El gobierno de Mendoza aprobó ayer el protocolo para actividades deportivas que será habilitado a partir de hoy, pero Godoy Cruz finalmente aguardará la aprobación de la entidad conducida por Tapia.

Ahora, ¿por qué la AFA, que es lo mismo que decir la mayoría de los presidente de los clubes no quieren que se reinicie la actividad antes del 1° de julio?.

Porque un eventual regreso a las prácticas antes del 30 de junio provocaría que muchos jugadores cuyos contratos se vencen en esa fecha (el 70% de los convenios del ascenso, por ejemplo) vuelvan a los entrenamientos, con el consiguiente riesgo de lesiones. Ante un problema físico de gravedad, los clubes están obligados a renovar los convenios.

De los 980 contratos de la pasada Superliga (aproximadamente 41 profesionales por plantel) 212 quedarán con contrato vencido, un 22%. De esta forma, la dirigencia podrá hacer limpieza de planteles y también, en época de billetes escasos, negociar con el jugador una rebaja en su contrato. Además, ante un problema físico de gravedad, los clubes están obligados a renovar los convenios.

Por todo esto, recién el martes próximo habrá una conferencia virtual entre el presidente de la AFA y los directivos de los clubes para comenzar a tratar el tema del protocolo sanitario que, seguramente, lo estirarán hasta los primeros días de julio

Jugadores al ataque

También los jugadores decidieron salir de su letargo, sacudieron su miedos y vieron la realidad del fútbol en Europa y en Sudamérica, decidieron convocarse “patearle el tablero” a la AFA. Por eso, los referentes más importantes del fútbol argentino se comunicaron el martes por la noche a través de una videollamada y se pusieron de acuerdo para convocar a una reunión con todos los capitanes de la Primera División, que se llevará mañana a las 19.

En la reunión de anteanoche, Javier Mascherano, Leonardo Ponzio y Fernando Gago, integrantes de la mesa chica, plantearon la discusión sobre tres ejes: el económico, lo dirigencial y los descensos.

En lo referente al primer punto, propondrán que cuando comiencen a trabajar los equipos de Primera, también lo puedan hacer los clubes del ascenso para que aquellos futbolistas que más comprometidos quedaron en cuanto a sus economías, puedan volver a trabajar lo más rápido posible.

También los futbolistas –sabiendo de la jugada de ajedrez de los dirigentes del fútbol argentino con relación a la finalización de los contratos- pretenden que se presenten y analicen protocolos para que puedan retomar cuanto antes la actividad. Otro punto saliente es que tratarán de evitar que en los próximos años se juegue sin descensos, ya que esta decisión de la AFA les representará un perjuicio no sólo deportivo sino también económico. Los jugadores saben que si no hay peligro de descenso, los dirigentes pueden pagar sueldos menores o prescindir de futbolistas que hoy integran los planteles, algo que directamente puede incidir en el nivel del fútbol argentino.

Dejá tu comentario