Boca ganó y se prende en la lucha por el título

Deportes

Boca ganaba fácil, aunque por la mínima diferencia; se confió y casi le cuesta muy caro. Pudo enderezar el resultado sobre el final, pero Rosario Central casi se queda con un empate inesperado.

Boca empezó como para golear. A los 7 minutos se puso en ventaja con un cabezazo de Viatri ante un centro de Riquelme (la misma sociedad que le dio réditos ante River) y antes del gol había tenido dos situaciones claras que Broun tapó ante el mismo Viatri.

Con mucha presión en la mitad de la cancha, dominaba todas las variantes del partido y llegaba con la habilidad de Noir por derecha y la potencia de Viatri, bien asistidos por Riquelme. Rosario Central no encontraba la pelota y no podía hacer dos pases seguidos. La ausencia de los dos González (Kili y Ezequiel) era determinante en un equipo que no tenía imaginación para atacar y sólo lo hacía con largos pelotazos buscando las cabezas de Zelaya y Vizcarra.

Boca se floreaba tocando y llegando, pero desperdiciaba una situación tras otra. En algunos casos por intentar hacer el mejor gol de la fecha.

En ese marco, parecía que cuando llegara el segundo gol de Boca llegarían varios más. Pero en lugar de eso lo que llegó fue un gol de Rosario Central: la jugada se inició con un error de Vargas, que perdió la pelota con Danelón en el borde del área. El lateral avanzó y tiró un centro rasante que Zelaya desvió con la punta del pie, descolocando a Javier García.

Allí el partido cambió, porque Boca se desordenó buscando el desnivel y Rosario Central se abroqueló atrás defendiendo el empate que le había «llovido del cielo».

Gustavo Alfaro sacó a Zelaya y Zarif para poner a Joaquín Gómez y Martín García. Armó una línea de 5 en defensa y se dedicó a jugar de contraataque.

Boca salió con amor propio a ganar el partido, pero seguía sin puntería y con un Riquelme empecinado en hacer su propio gol.

Ischia apostó a Pablo Mouche y Osvaldo Gaitán y la apuesta le volvió a salir bien, porque faltando 3 minutos fue Gaitán quien desniveló de cabeza consiguiendo un triunfo que era merecido,pero parecía que se negaba.-Boca ganó su segundo partido consecutivo y esta semana se juega su permanencia en la lucha por el título. Deberá ganarle el miércoles a Banfield y el domingo a San Lorenzo para seguir seriamente en carrera. Si no, va a tener que tomar con más seriedad la Copa Sudamericana, donde tiene que revertir un 2 a 0 en contra ante Internacional de Porto Alegre.

Dejá tu comentario