Boca, San Lorenzo y Tigre definirán el Apertura en un histórico triangular

Deportes

Vibrante, emotiva e incierta, así será la definición por el título en el Torneo Apertura, ya que Boca, San Lorenzo y Tigre ganaron sus respectivos partidos y ahora definirán el campeonato en un triangular, algo que no ocurría desde el Nacional de 1968.

El sorteo realizado esta noche en las oficinas de la AFA dispuso que el miércoles a las 18:30 jugarán Tigre ante San Lorenzo, en el estadio de Vélez.

El sábado 20 de diciembre, en el mismo horario, se enfrentarán Boca frente al elenco "azulgrana", en cancha de Racing, y el martes 23 de diciembre, también en Avellaneda pero en horario a confirmar -sería a las 21:30- cerrarán el triangular Boca y Tigre.

El cotejo que abrirá el triangular se mudará a Liniers debido a que San Lorenzo y Tigre no se ponían de acuerdo en el escenario a jugar, por lo que la AFA lo llevó al estadio José Amalfitani.

Este lunes se realizará el sorteo de los árbitros para los tres encuentros, mientras que la empresa a cargo de la televisación del fútbol argentino se encargará de definir por qué señales irán.

Por la decimonovena y última fecha del certamen, los líderes cumplieron con su obligación y sumaron los tres puntos, mientras que Lanús, que venía segundo a dos puntos, también se llevó la victoria pero no le alcanzó para formar parte del desempate.

Boca se impuso como local 3-2 frente a Colón, San Lorenzo derrotó 1-0 a Argentinos Juniors en La Paternal y Tigre superó en Victoria a Banfield por idéntico marcador.

De esta manera, los tres equipos jugarán un triangular, cuyas fechas de disputa serán el miércoles que viene, el sábado 20 y el martes 23 de diciembre, algo que se dará por segunda ocasión en la historia del fútbol argentino.

La única vez que se definió un título así fue en el Torneo Nacional de 1968 cuando llegaron a esa instancia River, Racing y Vélez, que finalmente fue el campeón.

Boca salió desde el inicio a llevarse por delante a Colón, pero se quedó y terminó logrando una sufrida victoria por 3-2, con goles de Luciano Figueroa, a los 9 y 27 minutos, y de Juan Román Riquelme, a los 13, todos en el primer tiempo.

En tanto, Nicolás Torres, a los 42, del mismo período, y Lucas Valdemarín, a los 7 del complemento, descontaron para el equipo santafesino, que tuvo a maltraer a su rival y le dio un buen susto.

El partido fue vibrante porque con el segundo descuento de Colón, Boca recibió un cachetazo para no seguir dormido y protagonizaron un partido de ida y vuelta.

El local pudo haberlo liquidado con varias situaciones de riesgo, pero el "Sabalero" también generó sus posibilidades y hasta pudo empatarlo, algo que finalmente no sucedió y con el pitazo final del árbitro Saúl Laverni llegó el desahogo para los hinchas "xeneizes".

Por su parte, San Lorenzo le ganó 1-0 a Argentinos como visitante, en una cancha que siempre resulta complicada para cualquier elenco. Gonzalo Bergessio, a los 7 minutos de juego le dio el triunfo a los dirigidos por Miguel Angel Russo, que llegaban a un estadio Diego Armando Maradona que siempre le fue bastante esquivo a la hora de sumar la victoria.

El elenco "azulgrana" fue más práctico y golpeó en el comienzo para luego manejar el trámite del encuentro con criterio ante un rival que hizo un desgaste mayor pero al que le costó generar chances de peligro.

Con dos o tres toques, San Lorenzo llevó peligro a la valla local y hasta tuvo chances de estirar la diferencia, pero cuando tuvo que regular lo hizo y logró los tres puntos en forma merecida.

Tigre, por su parte, también consiguió los tres puntos frente a un duro rival como Banfield, gracias a una conquista de Martín Morel, a los 39 minutos del primer tiempo.

El conjunto de Victoria mostró su mejor cara en la etapa inicial cuando manejó el trámite a su criterio, pero en el complemento se quedó demasiado y el "Taladro" creció, aunque no pudo alcanzar la igualdad por culpa de algunas buenas atajadas de Daniel Islas.

Tigre terminó sufriendo porque fue arrinconado contra su valla, pero finalmente su gente festejó este momento histórico que lo encuentra como protagonista en la definición del título.

Por último, Lanús venció en su cancha 1-0 a San Martín de Tucumán, con gol de Eduardo Ledesma, a los 38 minutos de la etapa final, aunque no le alcanzó y se despidió de la lucha por el título.

El "Granate" arrancó nervioso y no pudo desplegar su gran nivel futbolístico, pero con el correr de los minutos se asentó y en el complemento consiguió el triunfo, gracias a la oxigenación que el técnico Luis Zubeldía le imprimió con las variantes.

Sin embargo, a pesar de los tres puntos, el "Granate" se despidió forzosamente de la lucha por el título, aunque el esfuerzo que realizaron los futbolistas fue reconocido por su parcialidad.

Dejá tu comentario