6 de junio 2005 - 00:00

Brasil ganó fácil y se acercó

Kaká y Adriano abrazan a Ronaldinho, luego de marcar el primer gol de penal. Brasil fue categórico, venció a Paraguay quedó a un punto del líder de las eliminatorias, la Selección argentina.
Kaká y Adriano abrazan a Ronaldinho, luego de marcar el primer gol de penal. Brasil fue categórico, venció a Paraguay quedó a un punto del líder de las eliminatorias, la Selección argentina.
Brasil le ganó con facilidad a Paraguay y llega a Buenos Aires con la estima muy alta y a un solo punto de la Selección argentina. Sin Ronaldo -al que le dieron «vacaciones»- ni Cafú (suspendido por doble amarilla, pero que reaparece ante Argentina) el equipo brasileño fue práctico y cuando se puso en ventaja (penal por mano de Denis Caniza que no pareció intencional) supo que era muy difícil que le empataran el partido.

Le bastó con la habilidad de Ronaldinho y Kaká para manejar la pelota a voluntad y los tiempos del partido. Paraguay luchó más de lo que jugó y tuvo en su arquero Justo Villar a su mejor figura que evitó una diferencia más amplia.

En la segunda parte, Brasil retrasó sus líneas y le permitió a Paraguay manejar la pelota hasta tres cuarto de cancha, donde se replegaban mediocampistas y defensores para recuperarla y salir rápidamente de contraataque.

Por eso, aunque la pelota la manejaba Paraguay, las situaciones siguieron siendo de Brasil que tenía a Ronaldinho como armador y unos metros delante de él a Kaká y Robinho que se alternaban en la función de mediocampistas y delanteros para acompañar a Adriano.

Paraguay con los ingresos de Barreto y Nelson Cuevas mejoró en su juego y se arrimó varias veces con peligro a la defensa brasileña, que demostró grietas y algunas brusquedades que determinaron que Lucio se fuera expulsado.

Sin embargo, en un contraataque Ze Roberto marcó el tercer gol y terminó con todas las expectativas de Paraguay. Después hubo dos goles más (Roque Santa Cruz de cabeza para Paraguay y Robinho con túnel al arquero Villar) pero el partido estaba definido.

Brasil ganó con sus armas tradicionales: mucha circulación de pelota y ataque por los laterales. La misma fórmula que ya le dio 5 campeonatos mundiales.

Dejá tu comentario

Te puede interesar