Dura acusación de un exárbitro al presidente de El Porvenir

Deportes

Rubén Pascualino responsabilizó al titular del club de Gerli por los casos de coronavirus en la institución y lo acusó de alquilar la pensión a extranjeros.

Un exárbitro de AFA y actual socio de El Porvenir denunció al actual titular de la institución de Gerli, Enrique Merelas, de "ser el responsable de los contagios" de coronavirus en el club, entre "cientos de irregularidades" cometidas durante la pandemia.

Se trata de Rubén Pascualino, exjuez de la Asociación del Fútbol Argentino durante toda la década del '90 (fue internacional en 1997). El asociado con carnet número 3726 de la institución de Gerli responsabilizó al titular del club por la situación sanitaria que reina en la pensión de la cancha, que se mantiene abierta pese a la restricción por el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio que decretó el Gobierno argentino.

"El caso de los contagios de Covid-19 de cuatro jóvenes jugadores, tres colombianos y uno chaqueño, que no pertenecen ni fueron a probarse a El Porvenir, pasando la cuarentena en la pensión del club es insólito", manifestó Pascualino en charla que mantuvo con Télam.

Y el exárbitro arremetió contra Merelas, al que calificó como "el principal responsable" de la situación.

"Al representante de esos juveniles que iban a probarse en otros clubes cuando la cuarentena los sorprendió en Buenos Aires, Merelas le ofreció la pensión destinada a jugadores del 'Porve' provenientes del interior del país, con un previo cobro de un canon, lo que no se puede hacer porque las instalaciones deberían estar cerradas", acusó.

Esa situación produjo reclamos de los vecinos cercanos al estadio y la sede de la entidad ubicada en Blanco Encalada al 400, de Gerli Oeste.

"Recién al cuarto día del primer hisopado, el club reconoció los hechos, lo que indignó a los vecinos al sentirse afectados por la circulación de gente que entra y sale de las instalaciones", prosiguió.

"Incluso, el presidente y su pareja Verónica Goldzamd, están viviendo en la pensión. También estuvo alojado un periodista partidario llamado Damián Casais y hay barrabravas que van a menudo", añadió Pascualino.

El socio de El Porvenir expuso otras anomalías y manifestó que Merelas "ocupa el cargo de presidente en forma irregular".

"Primero, porque en febrero de 2016 fue suspendido como socio y para ejercer la presidencia, por resolución de una Asamblea celebrada en una escribanía de la zona, con la mayoría de los miembros de la CD, a los que no dejaba entrar al club", señaló el exsecretario adjunto de la Asociación Argentina de Árbitros.

"Por esa sanción, Merelas recurrió a la Cámara de Apelaciones, en La Plata, la que ratificó la medida tomada por la dirigencia, y después fue expulsado como socio el 13 de octubre de 2016 por esa misma Comisión Directiva", continuó.

"Esa medida fue legalizada por la Dirección de Personería Jurídica bonaerense, por una serie de hechos inescrupulosos, desde agresiones físicas hasta malversación de fondos", agregó Pascualino.

Munido de la pertinente documentación, el exárbitro amplió su declaración y dijo que Merelas, quien preside la entidad desde hace 38 años, "otorgó en concesión distintos espacios del club con solamente su firma y sin el ingreso de dinero a la institución".

Pascualino apuntó, además, que el actual titular de El Porvenir "vendió entradas de partidos como bono contribución; no depositó los aportes patronales al personal; fraguó el balance del ejercicio 2015-2016 y otras causas más", sostuvo.

El socio, que forma parte de un grupo de exdirigentes que idearon el 'Frente para la Recuperación Histórica de El Porvenir', resaltó que Merelas "continúa en el poder, pese a todo, porque pareciera que goza de algún apoyo político" en el Municipio de Lanús.

"Estamos intentando recuperar la identidad de la institución. Es necesario sacar a (Enrique) Merelas del lugar que está usurpando hace rato", denunció Pascualino.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario