Comercial del Plata: se perdió el “toque mágico”

Deportes

Objeto social: "Inversión en valores mobiliarios."

A futuro no nos agrega nada nuevo sobre sus planes, volviendo sobre aquello de " desinvertir en activos no estratégicos"," apuntando a posicionarse en aquellos negocios en los que consiga participaciones iguales o mayores al 50% del capital". En la práctica lo que vemos es que desde 2016 el aporte de las empresas vinculadas a la construcción, al entretenimiento y telecomunicaciones vienen disminuyendo su aporte relativo al grupo (del 38% al 25%), lo que fue cubierto por el incremento de las energéticas (de 12% al 20% del total) que a la sazón son las únicas que incrementaron su EBITDA de manera significativa. La pregunta es si esta estrategia viene o no rindiendo sus frutos. Desde que la sociedad comenzara a normalizar su situación en 2013, este arranque de año ha sido (en u$s libres) por el lado de las ventas y como resultado operativo el segundo más pobre. El neto ha sido el segundo más adverso, el patrimonio el más reducido y el ROE el más negativo. Dejamos al lector la definición de las implicancias. Entrando en el balance y merced a algún ajuste contable, la vemos con ventas por $646 millones, esto es 23% más que lo logrado doce meses antes, que descontado costos la dejan con un bruto de $106 millones, 55% más que antes. Si bien reduce la carga de los gastos 1% e incrementa el aporte de las inversiones permanentes, por su magnitud queda con un operativo adverso de $6 millones (un año antes resignaba aquí $100 millones). Golpeada en lo financiero por la diferencia de cambio en los pasivos, queda con un "pre tax" en contra de $107 millones, que merced al aporte del fisco se acota a un neto en contra de $68.791.000 esto es 360% más que lo perdido a marzo de 2017. Con integrales disimula algo la cosa finalizando con $67 millones en contra frente a los adversos $18 millones de un año atrás.

Dejá tu comentario