Exjugador de Boca fue detenido por violar la cuarentena e ir a una fiesta

Deportes

Nolberto Solano fue demorado por asistir a una reunión privada en Perú. El exvolante minimizó la pandemia y aseguró que no hay que llevar el tema "a un escenario tan exagerado".

El exmediocampista de Boca Nolberto Solano fue detenido en Perú por participar en una fiesta en medio del aislamiento obligatorio por el brote de coronavirus. Según indicó, lo que hizo "no está bien", pero se justificó diciendo que fue una simple reunión y que él no está infectado del nuevo coronavirus mientras que minimizó la enfermedad al señalar que "están agrandando la situación más de lo que es" y que no hay que llevar el tema "a un escenario tan exagerado".

"Lo que he hecho, no está bien, pero no me vengan a hacer ver como todo lo malo del país. Solo porque una señora chismosea. (...) Estoy en una casa que no es mi casa. Lo veo hacer a un montón de gente vecina al lado", expresó.

Asimismo añadió: "Entiendo de todo lo que se está hablando de la protección. Yo creo que lo están agrandando más de lo que es la situación. Ya sé que uno debe de estar en su casa, pero yo vivo a dos cuadras".

"De toda esta emergencia y todo esto que se está hablando es una gran determinación, pero tampoco hay que llevarlo a un escenario tan exagerado", manifestó Solano y junto con él fue apresado el exjugador Pablo Zegarra, quien también estaba en la reunión.

Perú decretó el estado de cuarentena hasta el 12 de abril, con la intención de evitar la propagación del coronavirus y, según informaron los medios de ese país, los agentes tuvieron que trepar una de las paredes para ingresar a la casa donde se realizaba el encuentro.

Están agrandando la situación más de lo que es. No hay que llevar el tema a un escenario tan exagerado" (Nolberto Solano)

Una vez dentro del lugar los uniformados encontraron varios automóviles y personas reunidas con música a todo volumen y, tras ser detenido, Solano fue llevado a la comisaría de La Molina junto a su hijo, Zegarra y el dueño de la casa por no respetar el horario de inmovilidad social obligatoria.

El exfutbolista fue puesto en libertad horas más tarde y dijo: "Lo que pasa está bien. No hay más que hablar, no hay más noticia".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario