Del Potro, otro rey en Holanda

Deportes

Juan Martín Del Potro, número 1 del tenis argentino, se clasificó campeón del ATP 500 de Rotterdam, Holanda, al derrotar en la final al francés Julien Benneteau, en dos sets.

El tenista tandilense, ubicado en el séptimo puesto en el ranking mundial, superó a Benneteau (39), por 7-6 (7-2 en el tie break) y 6-3, para adjudicarse el decimocuarto título en su carrera, el primero en lo que va de 2013.

Además de batallar con su rival, "Delpo" debió lidiar con un sangrado en su nariz que le complicó el cierre del partido. Sin embargo, solicitó asistencia médica y pudo imponer su juego.

Del Potro se tomó revancha en Rotterdam, ya que el año pasado había llegado a la final pero perdió con el suizo Roger Federer.

El jugador tandilense arribó a esta instancia sin perder siquiera un solo set y dominando claramente a adversarios como el francés Gael Monfils (6-3 y 6-4), el letón Ernests Gulbis (7-6 y 6-3), el finlandés Jarkko Nieminen (6-3 y 6-4) y el búlgaro Grigor Dimitrov (6-4 y 6-4), sucesivamente.

En la instancia decisiva, a Del Potro se le presentaba un adversario que venía precedido de un buen antecedente: en cuartos de final eliminó al suizo Roger Federer (2 del mundo y primer favorito), por 6-3 y 7-5.

De hecho, el tenista galo, que posee el curioso registro de haber llegado a 8 finales ATP sin haber ganado ninguna, tomó la iniciativa en el arranque, quebró el saque del tandilense en el segundo game y se adelantó 2-0.

Pero Del Potro, con la solidez y la variedad de golpes que lo caracteriza, empezó a prevalecer sobre la superficie dura. Primero equilibró la lucha (2-2) y, más tarde, aprovechando dos quiebres, se situó 4-2 arriba y amenazaba con liquidar rápido el asunto.

Sin embargo, el francés, con paciencia y un revés paralelo como arma letal, no se entregó y empezó la reacción, cuando estaba 3-5 abajo.

De esta manera, Benneteau ganó tres juegos consecutivos (quebró el saque de `Delpo` en el décimo para empatar 5-5) y se situó arriba 6-5.

El tandilense aprovechó su servicio (ganó el 83 por ciento de los puntos con su primer saque), niveló la pizarra en 6 y obligó a una definición en tie break, en donde el campeón del Abierto de los Estados Unidos 2009 estuvo por demás afilado (lo ganó por 7-2) para quedarse con el primer capítulo.

En el segundo parcial, el bonaerense arrancó con todo y se puso, casi de inmediato, 3-0 (quebró en el segundo game).

Pero Benneteau no estaba dispuesto a rendirse fácil, descontó con su saque y se ilusionó con el repunte cuando se colocó 2-4.

Del Potro, con la firmeza como principal argumento, no dio ningún indicio de que la historia podía cambiar y, por el contrario, amenazó con terminar antes el pleito.

Es que el tandilense dispuso de tres match points en el octavo game y el francés se recuperó en forma increíble, pasó del 0-40 a 40 iguales y luego conservó su servicio.

En el siguiente juego, y con la anécdota que quedará inscripta de que jugó los últimos minutos con algodón en uno de los orificios nasales, a partir de que perdía sangre, Del Potro consumó una meritoria victoria, en la que demostró no estar lejos de la `mega-elite` del tenis mundial.

Del Potro continuará su periplo en el circuito compitiendo en el ATP de Marsella, Francia, en donde se consagró campeón en 2012. El tandilense debutará recién en la segunda ronda y se medirá con el ganador del duelo que sostendrán en la rueda inaugural, el francés Michael Llodra y el belga David Goffin.

Dejá tu comentario