El tesoro de Francisco: un tablón del Viejo Gasómetro

Deportes

El papa Francisco posee entre sus bienes un trozo de tablón de madera del "Viejo Gasómetro", estadio que tuvo San Lorenzo tuvo durante 63 años, hasta 1979, en el barrio de Boedo.

Fuentes de la Curia de la Capital Federal, en cuya sede vivía Jorge Bergoglio hasta el mes pasado, dijeron que sus bienes más preciados, además de sus libros, son sus "reliquias" futboleras: una camiseta del San Lorenzo, una foto del "Gasómetro" y un trozo de madera de una tribuna del histórico estadio.

De algunos libros ya se había empezado a desprender desde diciembre de 2011, cuando presentó la renuncia al arzobispado, al cumplir 75 años.

Las fuentes señalaron como posible que Bergoglio pida que le envíen al Vaticano esas "reliquias" y "muy pocas cosas más".

El "Gasómetro" de Boedo fue demolido entre 1982 y 1983, obligado el club por la dictadura militar a deshacerse del solar en el que estaba situado, porque una plan de la Municipalidad imponía la apertura de calles y la construcción de viviendas.

Tras la venta del predio en 900.000 dólares, las calles no se abrieron, las viviendas no se construyeron y el predio fue comprado por una cadena francesa de supermercados en ocho millones de dólares, en una operación entre bancos e inmobiliarias no registradas, una de ellas con sede en Montevideo.

El año pasado, una ley de "Restitución histórica" dispuso la devolución al San Lorenzo de Almagro del terreno, donde el club volverá a construir un estadio e inaugurarlo en 2016, según el presidente de la entidad, Matías Lammes.

Dejá tu comentario