"Federer me dijo que espera verme en Shangai"

Deportes

"Federer me dijo: espero verte en Shangai; y yo le respondí: no me ayudaste nada", desveló el argentino Juan Martín del Potro, reconocido ya entre los mejores del circuito pero resignado al escalafón inferior, distante todavía del triunvirato que conforman el español Rafael Nadal, el suizo Roger Federer y el serbio Novak Djokovic.

Roger Federer puso las cosas en su sitio en el duelo de cuartos de final del Masters Series de Madrid. El estímulo del tenista de Tandil, respaldado por la inercia de la explosión como jugador que ha proyectado este curso, se estrelló en seco contra el muro helvético. El suizo aún está en otra dimensión. Del Potro, afanado en formar parte de los ocho mejores del mundo, los que acuden a Shangai, se dio cuenta.

"El partido es difícil de analizar. Pero a simple vista se puede resumir en que enfrente tuve a uno de los mejores jugadores del mundo. Por eso apenas tuve 'chance'. De estos partidos se aprende muchas cosas. Porque es que jugué un buen partido también. Pero no pude sacarle un set. Tengo que seguir trabajando para achicar las diferencias con jugadores como Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic", asumió el argentino.

Juan Martín del Potro ha dado en este ejercicio el salto de calidad que advertía desde hacía tiempo. De par en par inauguró su palmarés. Donde ingresaron, de una tacada, los torneos de Washington, Los Ángeles, Kitzbuehel y Stuttgart. En puertas se quedó Tokio, donde perdió la final. Fue el nutriente que terminó por regenerar la autoestima de gran jugador del argentino.

Con ella superó en Madrid al finlandés Jarkko Nieminen pero sobre todo a su compatriota David Nalbandian. El alma espiritual del tenis argentino.

Sin embargo, la derrota ante Federer ha depositado en la realidad al veinteañero de Tandil.

"La propia figura de Federer te genera una presión particular", dijo Del Potro, que cometió dos dobles faltas en momentos decisivos. "En los momentos importantes uno tiene que arriesgar más y ahí es donde fallé. Hice dos dobles faltas en momentos clave. Eso es una de las cosas que me falta para estar al nivel de ellos", asume el argentino.

"Federer tiene un juego muy especial. A mí me cortó el ritmo todo el tiempo y no me dejó jugar puntos largos. La clave fue en el 'break point' que tuvo. Lo ganó; y yo no aproveché los que tuve", delató Juan Martín del Potro, que intenta asimilar las lecturas que generan los duelos contra los tres dominadores del circuito.

"Con Rafa Nadal y con Roger Federer te pasa igual. Te meten en su estrategia y no te permiten jugar. Si hubiera estado más en el fondo hubiera sido distinto pero él te lleva donde quiere. Impone su ritmo y es difícil hacerle frente. Tengo que trabajar para que esto no me vuelva a pasar en los próximos partidos", añadió Del Potro, contemplativo ante la distancia aún.

No parece tener prisa el jugador argentino. Identificado el lugar donde se instala la grandeza del circuito, el tenista de Tandil prefiere asentarse entre la nobleza. Adonde acaba de llegar. Y después, una vez pulido, intentar el asalto a la corona.

"Por ahora me quiero mantener a este nivel. Mejoré en los últimos tiempos pero es difícil mantenerse. Ya tendré tiempo de mejorar y dar un saltito más para estar al nivel de Federer, Nadal y Djokovic", reconoció el tenista sudamericano.

A Del Potro se le acumulan los retos. Pero su intención es dejarse ver entre los mejores. Ser parte de la elite. Estar presente en Shangai. Desecha elegir entre la cita china y la Copa Davis, el momento histórico de su país.

"Yo ahora estoy pensando en clasificarme en Shangai. Lo lindo sería clasificarme y ganar la final. Tener las dos cosas". Palabra de Del Potro.

Dejá tu comentario