Hamilton, caballero británico: el error que cometió en su primer encuentro con la Reina

Deportes

El piloto de Mercedes fue ordenado en la realeza de su país. Hace un años tuvo un almuerzo privado con Isabel II, quien le corrigió detalles de protocolo.

Pocos días después haber perdido el que habría sido su octavo título de Fórmula 1, el británico Lewis Hamilton recibió el título de caballero por parte del Príncipe de Gales durante una ceremonia celebrada este miércoles en el Castillo de Windsor, Inglaterra.

Hamilton, de 36 años, ha entrado así en la Lista de Honores de Año Nuevo, un sistema para nombrar nuevos miembros a las órdenes de caballería, después de un año en el que igualó el número de títulos que ostentaba el alemán Michael Schumacher y rompió el récord de victorias en grandes premios (103).

El siete veces campeón del mundo dejó escapar el domingo el campeonato en la última prueba del Gran Premio celebrado en Abu Dhabi que se llevó el holandés Max Verstappen por primera vez en su palmarés.

El piloto de Mercedes fue superado por su rival de Red Bull en la última curva de la carrera después de que saliera el coche de seguridad tras un accidente que involucró al canadiense Nicholas Lafiti.

Hamilton se convirtió en el cuarto piloto de Fórmula 1 en ser nombrado caballero, después del australiano Jack Brabham y los británicos Stirling Moss y Jackie Stewart, y el primero en recibir el honor mientras aún compite.

En esta ocasión la Reina Isabel estuvo presente, pero no fue quine le otorgó la distinción a Hamilton, sino que fue el Príncipe Carlos que lo hizo. Tanto la monarca como el piloto coincidieron en 2009 en una ceremonia previa en la que el séptuple cometió un error de protocolo.

En 2015 Hamilton recordó que seis años antes había estado en un almuerzo privado en el que estaba Isabel II, que le tuvo que corregir ciertas cuestiones de etiqueta. "Estaba sentado al lado de la Reina. Estaba emocionado y empecé a hablarle”, reveló la estrella de Mercedes. Sin embargo, la portadora de la corona real lo frenó: “Ella dijo, señalando hacia mi izquierda: ‘No, tenés que hablar para allá primero, yo para el otro lado, y después vuelvo a vos’“.

Sir Hamilton remarcó que Isabel II es una persona "dulce y realmente genial".

Dejá tu comentario