Hazaña consumada y la final ante Rusia

Deportes

El equipo argentino de Copa Davis cerró la histórica serie frente a Australia con un contundente 5-0, aunque sin jugar el último punto, para disfrutar a pleno el pase a la final, donde espera Rusia, entre el 1 y el 3 de diciembre próximo.

De esta forma, el equipo nacional entró en la historia del tenis nacional al arribar a una final por segunda vez, tras una espera de 25 años. La primera fue en 1981, con Guillermo Vilas y José Luis Clerc, que pudieron alcanzar el partido decisivo y terminaron cayendo con Estados Unidos por 3-1.

Agustín Calleri le dio ayer el cuarto punto a la Argentina, mientras Australia no se presentó a disputar el último cotejo.

Calleri, quien reemplazó a David Nalbandian en el cuarto punto, no tuvo ningún inconveniente en superar a Paul Hanley -sustituto de Lleyton Hewitt- por 6-0 y 6-3, mientras Argentina ganó el quinto punto porque Wayne Arthurs no se presentó a jugar frente a Juan Ignacio Chela. Por eso Chela jugó un partido de exhibición con Peter Luczak, que perdió por 7-6 (4) y 6-3.

Tal como se esperaba, Argentina pudo resolver con facilidad el pleito frente a Australia, apoyada en una superficie muy favorable para los locales y en el gran momento de sus jugadores.

En el primer punto de la serie, David Nalbandian, número cuatro del ranking mundial, mostró toda su estirpe copera para vencer con suficiencia a Mark Philippousis por 6-4, 6-3 y 6-3 y así transmitirle tranquilidad a José Acasuso, quien en el segundo punto debía enfrentarse con el mejor de los australianos: Lleyton Hewitt. El segundo punto era vital porque un triunfo de la visita le abría la posibilidad de la victoria ya que los australianos tenían en sus cálculos un triunfo en el dobles el sábado. Pero tras un primer set, en el que abundaron más las dudas que los aciertos, Acasuso sacó adelante un cotejo complicadísimo, que finalmente terminó ganando por 1-6, 6-4, 4-6, 6-2 y 6-1 el sábado, tras suspenderse el viernes por lluvia. Acasuso ganaba 4-0 en el quinto parcial, cuando la lluvia paró el partido el viernes, y no le tembló el pulso en la reanudación el sábado, pese a lo que implicaba volver a entrar en clima luego de tener el partido casi ganado.

Con la serie 2-0 Nalbandian y Agustín Calleri salieron a definir la semifinal y lo hicieron con una clara superioridad sobre Paul Hanley y Wayne Arthurs por 6-4, 6-4 y 7-5.

En el dobles, Nalbandian volvió a lucirse y demostró una vez más que le encanta jugar la Copa Davis, que no le pesa la camiseta argentina, ni de visitante -el año pasado derrotó a Hewitt sobre césped- ni de local, y que ya es el segundo jugador más copero del país detrás de Guillermo Vilas.

De esta manera, Argentina quedó por segunda vez en la historia en la puerta de la consagración en la Copa Davis, la gran asignatura pendiente del tenis nacional.

Dejá tu comentario