Independiente y River no se sacaron ventajas en un clásico parejo

Deportes

River Plate recuperó, aunque en forma compartida, la punta del torneo Apertura de primera división, pero dejó escapar dos puntos clave en la lucha por el título, tras igualar sin goles con Independiente, de visitante, en un clásico jugado en el estadio de Racing, por la 13ra.fecha.

El arquero local Oscar Ustari fue la figura del partido, cuyo resultado dejó disconformes a los hinchas de ambos equipos, especialmente a los River que se ilusionaban con seguir sólos en la punta en el vigésimo aniversario de la primera obtención de la Copa Libertadores de América.

Ahora los "millonarios" continúan en la punta pero junto a Estudiantes de La Plata y a la espera de los resultados de Boca en los partidos pendientes contra Racing Club y Gimnasia La Plata.

El delantero Ariel Ortega, por primera vez convocado desde la confesión de su problema personal, permaneció entre los suplentes de River pero el entrenador Daniel Passarella le aplicó el "derecho de admisión" y no lo incluyó pese a la necesidad de ganar el clásico.

El conjunto de Núñez, que la próxima fecha recibirá a San Lorenzo, fue más que su rival (conformista en el tramo final del partido), constituyó en figura a Ustari pero no logró convertir ninguna de las situaciones que generó.

El primer tiempo del clásico fue vertiginoso por la propuesta de ataque que desplegaron los dos equipos y debido a la alternancia de llegadas en ambos arcos.

River sacó una ventaja en cuanto a cantidad y calidad de ocasiones, a partir del trabajo en la mitad de la cancha de Fernando Belluschi, que se las ingenió para sobresalir en una zona superpoblada por el entrenador de Independiente, Jorge Burruchaga.

La sociedad entre el ex Newell's y el capitán Marcelo Gallardo tuvo encuentros interesantes y fue la gestora de las primeras chances de la visita con remates de media distancia que pusieron un llamado de atención en el arco de Ustari.

Independiente, apoyado en el trabajo discontinuo pero acertado de Rodrigo Díaz, también contestaba pese a que Daniel Montenegro lucía desconectado del equipo.

Antes del descanso el conjunto de Passarella tuvo otra buena ocasión en los pies de Víctor Zapata pero su remate, que robotó en un marcador, terminó estrellado en el palo derecho del arco.

River mantuvo su ambición en el complemento pero Independiente la perdió con el correr de los minutos, e hizo que Jorge Burruchaga considerara como un buen negocio el hecho de no perder.

Al minuto, Gallardo ensayó una jugada personal en el área y remató al arco pero encontró bien parado a Ustari, que once minutos más tarde le desvió un tiro libre con destino de gol.

Ese remate fue la última chance clara de gol para River, que posteriormente intentó renovar su ataque con el ingreso del colombiano Falcao García por Higuaín pero sin los resultados esperados.

De todas formas, hasta el final, la visita siempre dejó la impresión de estar más cerca de la victoria.

Burruchaga no quiso arriesgar más pasada la mitad del complemento y buscó asegurar el cero en el arco propio por la inclusión de un volante combativo como Gastón Machín por el delantero Germán Denis.

En efecto, el clásico se consumió entre ceros y dejó una mueca de fastidio que fue mayor para los hinchas de River por esa falta de gol que parajódicamente se expresó en el cumpleaños número 60 de un histórico anotador "millonario" como Oscar "Pinino" Mas y a 20 de haber conquistado su primera Copa Libertadores de América.

Dejá tu comentario