6 de septiembre 2009 - 21:02

"La responsabilidad es pura y absolutamente mía"

Imagen de TV.
Imagen de TV.
El técnico de la selección argentina, Diego Maradona, asumió la responsabilidad por la derrota por 3-1 ante Brasil en Rosario por las eliminatorias al Mundial y admitió que el próximo partido contra Paraguay el miércoles "va a ser duro".

"La sacamos barata, en tres centros casi nos ponen tres goles", señaló Maradona en la conferencia de prensa posterior al encuentro jugado en el "Gigante de Arroyito", en Rosario.

El entrenador se manifestó desconforme con el resultado, pero aseguró que continuará trabajando para llevar a la Argentina al Mundial de Sudáfrica. "Le voy a dar para adelante como loco, esto no me quiebra", aseguró, aunque admitió que la derrota hará mella en el plantel "albiceleste".

"Perder con Brasil siempre es feo, más que teníamos muchas ilusiones de poder ganar este partido y estar más cerca del Mundial. Hay que seguir, no hay que entregarse, iremos a Paraguay con el espíritu que podamos", declaró.

Al analizar las causas del triunfo a la selección de Carlos Dunga, que le dio la clasificación al Mundial, Maradona fue directo: "Brasil llegó y concretó". "Marcamos muy mal las pelotas aéreas y lo pagamos caro, después tuvimos que salir a remontar un resultado con un equipo como Brasil que sabe meter la pelota", lamentó.

"No me gustó lo de que nos lleguen por primera vez y nos hagan gol, eso es lo que nos reprochamos en el vestuario. Los primeros 20 minutos lo controlamos nosotros, y en el primer centro que nos tiran nos hacen el gol, eso es lo que no nos gustó", subrayó.

El "Diez" defendió sin embargo a sus dirigidos: "No me quejo de mis jugadores, lo que había que poner en el asador lo pusimos".

"Lio (Lionel Messi) jugó, por momentos supo sacarse gente de encima, después lo encimaron mucho y después se cansó, pero tampoco hay que caerle a Messi porque él solo no juega", aclaró.

"Nosotros tuvimos en el primer tiempo la jugada de (Carlos) Tevez, que le pega en las piernas a Julio César, después los dos tiros de Messi. La verdad es que no estoy amargado, me amargué mucho en Bolivia pero hoy estoy tranquilo con mis jugadores", afirmó el entrenador.

"La responsabilidad es pura y absolutamente mía", declaró.

Maradona anticipó que la próxima fecha contra Paraguay, en Asunción, "va a ser dura, va a ser complicada". "Más después de la derrota de hoy, que pensábamos que lo podíamos ganar, pero el fútbol tiene estas cosas", admitió.

"Tenemos que seguir trabajando, y tenemos que ir a Paraguay para ver si podemos, tenemos que seguir la historia a ver si conseguimos los puntos", subrayó.

Pese a la derrota, Argentina se mantuvo en el cuarto puesto de la tabla sudamericana, el último de clasificación directa a Sudáfrica, a falta de tres partidos para culminar las eliminatorias.

Dejá tu comentario

Te puede interesar