Las Leonas debutaron con un triunfo en el Champions Trophy

Deportes

El seleccionado argentino femenino de hockey sobre césped debutó esta noche en el Champions Trophy con un inapelable triunfo por 2-0 sobre Alemania, campeón olímpico y defensor del título, en un partido jugado en el Estadio Nacional de Quilmes.

"Las Leonas" sellaron la victoria en el primer tiempo con un tanto de la defensora Noel Barrionuevo, a los 9 minutos, producto de un córner corto, y otro de la delantera Daniela Maloberti, a los 29m., al capitalizar un rebote.

La victoria argentina, presenciada por unas cuatro mil espectadores en la ventosa noche quilmeña, marcó el inicio de un proceso de renovación en el plantel que apunta a los próximos Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

El torneo continuará mañana con la segunda jornada, en la que las dirigidas por Gabriel Minadeo enfrentarán España (21.15) y Alemania se medirá con Australia (18.15).

Argentina jugó un buen primer tiempo y justificó la ventaja conseguida ante un rival que evidenció falencias defensivas, errores posicionales y escasa explosión en ataque.

Aun con una continua rotación en la zona media y el ataque, "Las Leonas" conservaron las principales características de su juego: presión a la salida de la defensa alemana, prolijidad en el manejo de la bocha y rápida transición.

La principal falencia del equipo fue la efectividad en el cierre de cada acción ofensiva, pero las ventajas entregadas por el rival permitieron que la victoria nunca fuera comprometida.

Argentina dispuso de tres córners cortos en la primera parte y uno de ellos derivó en el gol de Noel Barrionuevo, reemplazante de Mercedes Margalot y especialista en ese aspecto.

Un minuto antes, la defensora argentina había puesto un llamado de atención sobre el arco de Ivonne Frank con un disparo que salió desviado, tras una jugada de las mismas características.

Argentina sacó buena rentabilidad por el sector derecho, donde Daniela Maloberti, Carla Rebecchi, Rosario Lucchetti y Mariné Russo se movieron con relativa facilidad.

Luciana Aymar, la conductora natural del equipo, fue intermitente, lo que provocó que Lucchetti y Mariana González Oliva asumieran ese rol de manera aceptable.

La fragilidad de Alemania, también en proceso de renovación después de Madrid 2006, le posibilitó a Minadeo rotar a las jugadoras y probar distintas variantes en la estructura de ataque.

Cuando Soledad García regresó a la cancha, al promediar la mitad de la parte inicial, marcó diferencias y forzó el segundo tanto que Argentina merecía.

La cordobesa inició una jugada personal del centro hacia la izquierda, sacó un potente disparo y Maloberti capitalizó el rebote entregado por Frank para ampliar la diferencia.

En la segunda parte, Argentina varió su predisposición dentro de la cancha y esperó más atrás para rentabilizar el contraataque.

Alemania dispuso campo y pelota para intentar una recuperación, pero no alcanzó para equilibrar la historia frente a un adversario que neutralizó cada intento con sobriedad defensiva.

En ataque, Argentina bajó su producción respecto del primer tiempo, el partido perdió relieve y la goleada pedida por las adolescentes que dominaron la hinchada "albiceleste" finalmente quedó trunca.

Dejá tu comentario