Llegó Delgado, y Maradona mediará

Deportes

Marcelo Delgado regresó a la Argentina tras ser dado de baja de la gira que su equipo lleva adelante por Asia y por Europa, tras el serio entredicho que mantuvo con el presidente del club, Mauricio Macri.

El delantero llegó al Aeropuerto de Ezeiza a las 8.10 en un vuelo que partió de Corea del Sur hacia Buenos Aires.

Delgado evitó tomar contacto con los medios de prensa apostados en la estación aérea, pero por la noche se reunió con el vicepresidente Pedro Pompilio con quién aclaró la situación. «Pedí disculpas a todos, desde el presidente Macri hasta el hincha, y ahora sólo me resta esperar la determinación de la comisión directiva», señalo el jugador.

Por su parte, desde Cesenatico, cerca de Rimini, Italia, donde se encuentra trabajando en una escuela de fútbol de su ex compañero en Napoli Salvatore Bagni, Diego Maradona dijo: «Me enteré de los muchos problemas que hay en el plantel de Boca», al tiempo que definió que su trabajo en la entidad será el de «nexo entre la dirigencia y los jugadores» y añadió: «Si no logro eso, me voy». Maradona, en declaraciones a radio «La Red», reiteró que él sigue siendo «un jugador de fútbol» y que por ello entiende los problemas de los jugadores, y respecto de la controversia entre Macri y Delgado, añadió que quiere « escuchar las dos campanas». Maradona tomó una posición equidistante al señalar, por un lado, que es inútil tener a un jugador (Delgado) que no quiere estar en el club porque le prometen fortunas en otro lado». Pero, por otra parte, opinó: «También hay que poner en la balanza lo que significa que está por empezar un campeonato, y tener que partir con un delantero menos pesa muchísimo... Acá lo que importa es la camiseta de Boca».

Dejá tu comentario