Lo dejó en ridículo con un amague espectacular

Deportes

A lo largo de la historia se han visto varios dribblings espectaculares, pero este se lleva todos los aplausos. En un encuentro juvenil en Estados Unidos, un jugador se comió un amague y cuando intentó frenarse salió volando disparado.

El público quedó enloquecido con la jugada y se paró para ovacionar la acción.

Dejá tu comentario