Maradona vuelve a la selección: será el DT

Deportes

El fútbol es la dinámica de lo impensado. Esas palabras del recordado periodista Dante Panzeri se fortifican día tras día, y ante cada acontecimiento le dan razón. Nadie, ni el más optimista de los maradonianos, ni siquiera el deseo del protagonista, Diego Armando Maradona, creía a ciencia cierta que Diego podía ponerse al frente de la Selección argentina de fútbol en medio de la tormenta de resultados y con mucho por reconquistar desde lo futbolístico en un equipo que perdió mucha de la memoria por ganar con autoridad un partido.

La jornada de ayer comenzó con el arribo de Maradona a las 10 de la mañana, luego de jugar con el showbol en Georgia, y a partir de ahí todo aconteció con velocidad luz. Cruces telefónicos entre los dirigentes fuertes del fútbol argentino, con obvia participación de Julio Grondona. Luego, acordar horario y lugar para reunirse con los actores de la historia que tenía Grondona en mente: Diego y Carlos Bilardo. El presidente iría acompañado por un hombre fundamental en toda esta historia, su hijo Humberto, actual entrenador de Talleres de Córdoba pero participante del encuentro por su estrecha relación con Bilardo.

La reunión en la casa de Julio Grondona de la calle Juana Manso, en Puerto Madero, fue el marco para volver a verse las caras hombres muy cercanos años atrás pero alejados en el último tiempo por desencuentros, críticas, reclamos y chicaneadas. Bilardo, crítico con Grondona y hasta aspirante a presidir la AFA no mucho tiempo atrás. Maradona, crítico de Grondona infinidad de veces, acercado al presidente en los Juegos Olímpicos de Pekín después de mucho tiempo. Grondona, atacado por Diego y Bilardo... y así podríamos continuar con las diferentes combinaciones. Pero en la soleada tarde porteña, la gran mesa que albergaba la reunión también era víctima del sol que entraba por la ventana; esos rayos solares hicieron que el dorado anillo brillara aún más, con la leyenda: «Todo pasa».

Con el ofrecimiento sobre la mesa, con Bilardo como mánager y Diego de seleccionador, quedaban por saber el nombre y los puestos a cubrir con los campeones de México 86. Batista y Brown, elegidos pero automarginados por la intención de seguir comandando los juveniles y también como gesto de disgusto al no ser considerados para la mayor. Fernando Signorini será preparador físico y el resto quedó por verse.

La Selección argentina volverá a encontrarse con la dupla Maradona-Bilardo luego de 6.688 días, desde que terminó Italia 90. Luego se cruzaron en Sevilla y Boca, pero no era lo mismo. Diego será presentado mañana como nuevo seleccionador argentino, justo el 30 de octubre, el día de su cumpleaños. Diego, soplá las velitas, los deseos los pedimos nosotros.

Dejá tu comentario