A 34 años, Maradona recordó sus goles a los ingleses

Deportes

El capitán de la selección campeona del mundo en 1986 agradeció a sus compañeros por el logro en tierras aztecas y recordó sus dos gritos en cuartos de final.

Hace 34 años ocurría uno de los hitos más importantes en la historia del deporte argentino, cuando Diego Maradona y la selección que días después se consagraría campeona del mundo en México 1986, eliminaran a Inglaterra en los cuartos de final con dos goles, uno el mejor de la historia de las copas del mundo, de su capitán.

Con sus dos goles Maradona encaminó a la Argentina a las semifinales. Pero no fueron dos tantos cualquiera, sino que ambos quedaron marcados para siempre en la mente de quienes aman el fútbol. El primero fue golpeando la pelota con su puño izquierdo, conquista que fue bautizada como "La Mano de Dios", porque el propio jugador fue quien dijo que lo ayudó el ser divino.

El segundo no dejó dudas de su legalidad y llegó tras una maniobra individual espectacular, que quedó en la retina de todos e incluso sigue siendo vista e idolatrada al día de hoy. Maradona arrancó de atrás de mitad de cancha, dejó cinco rivales en el camino y puso el partido 2-0, aunque luego terminaría en triunfo 2-1 para los dirigidos por Carlos Bilardo por el gol de Gary Lineker.

Hoy se cumple un año más de este partido contra Inglaterra, en el '86. Y aunque algunos quieran borrarme de la historia del fútbol, aquí estoy. Yo fui el capitán de un equipo que se rompió el alma para ganar. Todos jugamos, todos metimos. Y, como dije en la conferencia de prensa aquella tarde, mis goles sirvieron para que el equipo pase de ronda en el mundial. Y eso fue lo más importante. Orgulloso de todos ustedes, muchas gracias muchachos.

Maradona, como cada 22 de junio, fue consultado por este gol que no muere nunca y en su cuenta de la red social Instagram, le dedicó unas palabras a sus compañeros.

"Hoy se cumple un año más de este partido contra Inglaterra, en el '86. Y aunque algunos quieran borrarme de la historia del fútbol, aquí estoy. Yo fui el capitán de un equipo que se rompió el alma para ganar. Todos jugamos, todos metimos. Y, como dije en la conferencia de prensa aquella tarde, mis goles sirvieron para que el equipo pase de ronda en el Mundial. Y eso fue lo más importante. Orgulloso de todos ustedes, muchas gracias muchachos", se lee en su cuenta de Instagram.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario