Nalbandian ya está en las semis de Madrid

Deportes

David Nalbandian, cuarto favorito, tumbó con sufrimiento a su particular 'bestia negra', el ruso Marat Safin (6-4, 6-7 (7) y 7-6 (2)), y se convirtió en el primer semifinalista de la quinta edición del Madrid Masters Series, cuya final disputó hace dos años contra este mismo adversario.

La cita madrileña llegó precedida de un saldo abrumador en favor de Safin, quién había derrotado a su adversario en seis de las siete ocasiones en las que ambos se habían citado. La más reciente, no hace mucho.

En el Abierto de Estados Unidos, cuando el que fuera número uno del mundo en noviembre del 2000, saldó el compromiso en cinco sets (6-3, 7-5, 2-6, 3-6 y 7-6(6)).

Sólo en una oportunidad, en Roland Garros del 2004, la raqueta de Córdoba solventó el partido a su favor. El triunfo en Madrid es un dato a añadir en la estadística que refleja el mejor momento y la ambición del argentino.

Nalbandián es cuarto del mundo y está centrado en amarrar su presencia en Shangai para defender el éxito más lustroso que adorna su carrera profesional.

La Copa Master que arrebató al número uno del mundo, el suizo Roger Federer, cuando el pasado curso tocaba a su fin.

El choque satisfizo las expectativas. Durante casi tres horas despidió una batalla sin fin. Y ofreció el duelo de dos raquetas amarradas y empeñadas en prolongar su estancia en el torneo. El cordobés tuvo menos lagunas de las que ha padecido en el tránsito hasta semifinales.

Sufrió para deshacerse de su rival igual que le pasó en los choques contra el francés Julien Benneteau y el británico Tim Henman. Agotó los tres sets.

Aunque Safin, obsesionado por recuperar el renombre de antaño y regresar a la elite desde esa condena que para su prestigio supone el puesto 49 del ránking, no le concedió facilidades.

De hecho, tuvo tres puntos de set en el segundo parcial con el saque del argentino que este superó para apuntarse el juego y disputar el desempate. Nalbandián desperdició aquí una bola de partido.

Fue un duelo de vaivenes. El azar repartió, casi equitativamente, las opciones a los dos. En el tercer set, con el partido en juego, Safin rompió el saque del argentino y se dispuso a servir para ganar.

Pero Nalbandian resurgió de nuevo para reafirmar su gusto por el torneo y su expectativa hasta el final. Nalbandian ya está en semifinales por tercera vez en cinco ediciones en Madrid.

Una frontera maldita para el cordobés, que ya ha pasado por esa situación este año en el Abierto de Australia, Roland Garros y los Masters Series de Miami y Roma.

Sólo sobrepasó el límite en Estoril, de donde salió ganador. El único brillo en el 2006 para acompañar la ristra de títulos que hasta ahora ocupan su historial: Munich, Copa Masters, Basilea y, otra vez Estoril.

El tenista argentino espera a Federer. Si el primer favorito derrota al estadounidense Robby Ginepri. Un duelo apasionante. Cargado de cuentas pendientes y de cuantiosos enfrentamientos. La historia está equilibrada.

Seis triunfos para cada uno. El recuerdo de la Copa Masters, el último en el que salió vencedor Nalbandian, y los más recientes -Roland Garros y Masters Series de Roma-, donde el número uno del mundo salió ganador.

Dejá tu comentario