Negocio millonario: ganar hasta 75% en dólares en 4 meses

Deportes

José María Aguilar tiene razón al quejarse de que Mauricio Macri concentra la atención de los medios de comunicación, cuando él ha hecho méritos más que suficientes para estar en ese lugar.

Su manejo de las finanzas y su capacidad de administración han hecho que inversores que creyeron en River Plate ganen 75% en dólares en 4 meses. Aguilar tiene un antecedente: antes de presidir el club de Núñez fue empleado del Ministerio de Economía. Aunque éste no tiene fama de formar grandes administradores, su paso le debe dejó alguna experiencia como se verá más adelante.

El gran negocio financiero, que ha hecho empalidecer a los grandes operadores de mesa de dinero, comenzó en agosto, cuando un grupo inversor adelantó al club 6 millones de dólares por Gonzalo Higuaín. Pero, con ese dinero, los inversores no compraron un porcentaje del pase ni tampoco se lo prestaron al club, que lo necesitaba para equilibrar un pésimo balance en rojo. Además, no ingresó el dinero a las arcas riverplatenses, sino un documento que se lo puso en el activo para bajar el escandaloso rojo del balance. Lo de escandaloso rojo nada tiene que ver con Independiente de Avellaneda.

La operación pergeñada por el grupo fue más audaz e imaginativa: le adelantó esa suma a River a cambio de que cuando se venda a Higuaín le devuelvan esos 6 millones de dólares, más la mitad de lo que exceda esa suma.

Lo que le quedó al club después de vender al «Pipita» al Real Madrid fueron 15 millones, por lo tanto el excedente fue de 9 millones. Los inversores recuperaron los 6 millones más 4,5 millones de dólares: ganaron 75% en tan sólo 4 meses.

La ausencia de una buena prensa como la que tiene Macri, debe estar pensando Aguilar, hace que los que tienen mala fe digan que la operación no tuvo riesgos, que la hicieron amigos de él y que en agosto se sabía que había interesados por Higuaín.

Tal vez el presidente se diga a sí mismo: «Una prensa a favor, me elogiaría porque hice ganar 75% en 4 meses a los que creyeron en River».

Razón no le falta, salvo un detalle: gracias a Aguilar hay inversores millonarios y un club, justamente el de los millonarios, a punto de quebrar.

Luis Beldi

Dejá tu comentario