Newell's-San Lorenzo se suspendió por un tiroteo

Deportes

El partido entre Newell`s y San Lorenzo, por la 17ª fecha del torneo Clausura de fútbol de primera división, fue suspendido luego de un tiroteo entre hinchas del equipo rosarino y policías en el que resultó herido el Jefe de la Seccional 11, Máximo Alegre.

El enfrentamiento se produjo esta tarde en la intersección de Alice y Lamadrid, en el barrio Municipal del sudeste rosarino, cuando un grupo liderado por "Tato" Caminos, hermano del "Pimpi" (ex líder de la barra) y escoltado por la policía, fue atacado a balazos desde un auto y una moto en los que, se sospecha, iban referentes actuales de la hinchada.

La suspensión fue confirmada por el jefe de la Policía de Rosario, Cristian Solá, y el subsecretario de Seguridad de la provincia de Santa Fe, Horacio Ghirardi, quienes además informaron que había dos hinchas detenidos pero sin difundir las identidades.

El encuentro Newell`s-San Lorenzo, según un acta firmado por los presidentes de ambos clubes (Guillermo Lorente y Carlos Abdo), el árbitro Juan Pablo Pompei y un juez de instrucción, no podrá jugarse dentro de las próximas 72 horas.

El enfrentamiento se produjo en horas de la tarde, cuando un grupo liderado por "Tato" Caminos (hermano de "Pimpi", exlíder de la barra asesinado en un bar de Rosario en marzo de 2010), se concentraba en la esquina de Alice y Lamadrid para ir, desde allí, al Coloso Marcelo Bielsa del Parque de la Independencia.

Escoltado por la policía, el nutrido grupo, que durante los últimos 15 días había pintado paredes con la leyenda "Pimpi vive" y amenazaba con ocupar nuevamente la tribuna cabecera, empezaba a organizar la salida cuando fue atacado a los tiros desde una moto y un auto en los que, se sospechan, iban referentes de los actuales líderes de la hinchada de Newell`s.

"Dispararon entre 10 y 12 tiros", explicaron fuentes policiales.

Como consecuencia del ataque fue herido en un glúteo el jefe de la Seccional 11, Máximo Alegre, quien fue derivado al Hospital de Emergencias "Clemente Alvarez" de Rosario.

"El paciente está fuera de peligro", informó a la prensa el propio comisario Solá.

Tras el tiroteo, sumado al riesgo latente de nuevos choques entre los sectores de la barra de Newell`s y también con la hinchada de San Lorenzo, con la que mantiene una vieja rivalidad, Solá y Ghirardi tomaron la determinación de suspender el encuentro.

"Hemos notificado a las autoridades del club Newell`s Old Boys y al veedor de la Asociación del Fútbol Argentino presente en Rosario que no se jugara el partido por no estar dadas las condiciones para ello. Es una situación grave y lo suficientemente enrarecida como para aplazar el partido", sostuvo Ghirardi.

A su turno, Solá detalló: "El comisario Alegre fue herido mientras se organizaba el operativo para acompañar a los simpatizantes. La situación era pacífica y no se presentaron incidentes de ningún tipo hasta que aparecieron los vehículos desde donde efectuaron disparos".

"Hirieron al comisario Alegre pero pudo ser algo mucho peor. Al lado estaba el jefe de la Agrupación Unidades Especiales, Néstor Arismendi, quien fue casi rozado por las balas", agregó.

Por su parte, Newell`s emitió un comunicado en el que se desliga de toda responsabilidad: "El club declara que no se trata de un incidente entre grupos de hinchas rojinegros, que el club está ajeno a esta situación, que tiene programadas todas las medidas de seguridad correspondientes para el partido con San Lorenzo y los hechos se han producido a 10 kilómetros del estadio".

Dejá tu comentario