Passarella: "Si no ganamos nada hasta diciembre, me voy"

Deportes

El entrenador de River, Daniel Passarella, aseguró ayer que si el equipo que conduce no consigue un título antes de diciembre renunciará a su cargo y se alejará de Núñez.

El técnico del elenco de Núñez se presentó en su habitual conferencia de prensa, pero leyó un comunicado y evitó responder preguntas del periodismo.

El "Kaiser" pidió "paciencia" a los simpatizantes de River y sostuvo que no renuncia ahora, porque quiere cumplir su contrato, aunque se puso diciembre como plazo.

En caso de alejarse de la institución, lo haría sin cobrar un peso de más, pese a la cláusula que había firmado cuando renovó el vínculo.

"Les pido paciencia hasta diciembre, fe y esa confianza. Si de aquí a diciembre no hay éxitos y no ganamos nada, me voy. Si me voy en diciembre, no cobro nada. Me voy y listo", precisó.

"La frustración de ellos es la mía propia. Me gusta ir de frente en todas las acciones importantes de mi vida. Yo nunca hice negocios sucios con River ni jamás puse plata para comprar un jugador. Me equivoco. Sí, puse plata y fue para pagar el agua y la luz del club, allá por principios de los 90. Esa fue la plata que puse y lo volvería a hacer", añadió.

Passarella explicó, tras la práctica del plantel, que "no se puede persistir en el fracaso sin grandes costos para el club y los hinchas".

El entrenador había renovado su contrato hasta 2009 y si lo llegaban a despedir antes de que se cumpla el plazo había que pagarle 800 mil dólares si era durante el primer año, 600 mil en el segundo y 400 mil si era en el tercero.

El entrenador reconoció que mientras se recuperaba del estado gripal que lo aquejó, a comienzos de semana, tuvo tiempo para pensar y comentó que prefirió escribir acerca de cuáles serán las decisiones que piensa tomar para despejar cualquier clase de suposición.

"En estos días que he estado enfermo estuve pensando mucho en River, por eso preferí hacer algo escrito y conciso. Esto que escribí les va a sacar un montón de dudas e interrogantes", comentó.

El "Kaiser" habló en primera persona y lo hizo en forma directa al "hincha de River genuino y no a los que hacen un negocio", según sus propia definición.

"Esto es para los hinchas de River, a quienes en las buenas y en las malas sigo estimando y respetando. Les hablo al hincha genuino y no a los que hacen un negocio y ustedes saben a qué y a quiénes me refiero", aclaró.

A su vez, indicó que "también es para que lo sepan los directivos" porque le gusta "ir de frente".

"La frustración de ellos es la mía propia. Me gusta ir de frente en todas las acciones importantes de mi vida", añadió.

Además, dejó en claro que jamás participó de la compra de un jugador, ya que no es su costumbre hacer negocios sucios con River, y recordó que una vez puso plata "para pagar el agua y la luz del club".

Passarella se preguntó si los verdaderos hinchas de River realmente quieren que él se aleje y trazo un paralelo con un barco donde los primeros que dejan la nave cuando se hunde son "las ratas".

"¿A los hinchas de verdad les gustaría que renuncie? Cuando el barco se hunde los primeros en abandonarlo son las ratas", sostuvo.

El técnico desafió a quienes le gritan que él es hincha de Boca, porque no es un hecho "creíble" ya que cuando tuvo que enterrar a su hijo Sebastián lo hizo con la "camiseta de River".

"Los que me ensucian con el nombre de otro club que no es River les digo que se busquen otra artimaña, eso no es creíble. Yo a mi hijo Sebastián lo enterré con la camiseta de River", indicó.

Dejá tu comentario