"Queremos que los argentinos incorporen las canchas rápidas"

Deportes

Por Ariel Giuliani.- "El pasto es para las vacas", dijo en una oportunidad Guillermo Vilas. Tiempo después, se coronó campeón dos veces en el Abierto de Australia, país en el que había ganado en 1974 el Torneo de Maestros. Curiosamente, el propio Vilas es el director deportivo de la Peugeot Green Tennis Cup, que tendrá lugar en el Pilar Golf y se disputará sobre césped.

Vilas disputará una exhibición contra el australiano Pat Cash, campeón en Wimbledon en 1987. El trofeo se los disputarán el croata Goran Ivanisevic (ganó el abierto inglés en 2001), el austriaco Thomas Muster (campeón en Roland Garros 1995), y los argentinos Mariano Puerta y Franco Squillari, directivo del Grupo NOS, que organiza el campeonato y con quien Ámbito.com tuvo la oportunidad de dialogar sobre esta innovadora propuesta.

Periodista: Segundo año consecutivo de la Peugeot Green Tennis Cup. ¿Qué representa y qué puede aportar para la Argentina un torneo realizado en césped?

Franco Squillari: Esto aporta seguir teniendo eventos de tenis. Creo que es algo nuevo el césped, que la gente pueda conocer y ver algo que siempre puede ver por televisión, y con los mejores exponentes, como los exganadores de Wimbledon Goran Ivanisevic y Pat Cash, o un exnúmero 1 del mundo como Thomas Muster. Mismo Guillermo Vilas, que ganó dos veces Australia.

P: El año pasado vinieron figuras importantes y ahora también. ¿Se piensan en armar una exhibición más larga o incluso un Champions Tour?

F.S.: Si, es la idea, obviamente, primero que este evento se consolide en Pilar, que sea un clásico año a año. Este es el segundo, y tenemos la expectativa que el año que viene se pueda conseguir una fecha del Senior Tour con el ATP. Es a lo que apuntamos.

P: ¿Se puede aspirar, a partir de estos eventos en césped y cemento, como la Copa Peugeot, que los chicos dejen de lado un poco el polvo de ladrillo y se adapten a canchas rápidas?

F.S.: Si, es también lo que uno está buscando, que no sea sólo polvo de ladrillo, ya que el circuito ha mutado a otro tipo de superficies. De hecho, en el Green Tennis Club, donde se está haciendo el evento que lo organizo yo junto a mi hermano Pier, la idea es que la gente puedan empezar a jugar sobre las canchas de césped y cemento que vamos a tener en el lugar.

P: ¿Porqué pensás que no se le da tanto espacio estructural a las canchas más veloces?

F.S.: Creo que están muy arraigadas las canchas de polvo de ladrillo. La gente juega mucho para cuidar el físico, porque siempre el polvo es menos nocivo para las articulaciones que las rápidas como el cemento. Para el jugador amateur que recién comienza o para los que tienen más de 45 o 50 años, le cuida un poquito más el físico. En Argentina, el 90 o 95% de clubes tienen canchas de polvo. Es algo histórico que de a poco hay que ir cambiándolo, no que sea todo de cemento, pero si un club tiene cinco canchas, que cuatro sean de polvo y una dura.

P: ¿Cómo ves al equipo de Copa Davis y el desarrollo del futuro, teniendo en cuenta la serie con Croacia y la durísima República Checa?

F.S.: Es una semifinal de Copa Davis, va a ser un partido realmente complicado. Los checos son un rival de temer. Están Thomas Berdych y Radek Stepanek, que son dos jugadores enormes, que en polvo han rendido muchísimos años. En mi forma de ver, es un equipo más duro que Croacia, pero Argentina también tiene un equipo que está para ganar la Davis. Los partidos hay que jugarlos, y como siempre digo, en el tenis, antes de jugar es un 50 y 50.

P: ¿Es descabellado pensar en poner césped en caso de una hipotética final ante España?

F.S.: Habría que analizarlo bien. Sería difícil que los jugadores argentinos quieran jugar una final de Copa Davis en césped. Además, en el caso que venga Rafael Nadal, ya ganó Wimbledon. Sería ir muy lejos. Hay que pensar en la semifinal con R. Checa, que es durísima. Ojalá que Argentina pueda pasar, y después ver el finalista, porque España tiene que jugar ante EEUU, que es un rival muy duro. John Isner viene de jugar increíblemente bien, ganándole a Roger Federer en polvo de ladrillo. No hay que descartar a EEUU en una hipotética final.

P: Fuiste contemporáneo de Martín Jaite, y compañero y entrenador de Mariano Zabaleta. ¿Cómo los ves en esta nueva posición y qué le pueden aportar al equipo?

F.S.: Creo que todos los jugadores y el cuerpo técnico se han dado cuenta que la mejor manera de llevar esa semana en que se juega la Copa Davis es tener unión de equipo y llevarse de la mejor manera. Por lo que conozco a los capitanes, tienen esa predisposición de estar cerca de los jugadores. Pienso que se nota en los partidos que los jugadores están unidos y contentos, a pesar de lo intenso del circuito. Creo que sea ha dado en el clavo en contratarlos para dirigir el equipo.

P: Fuiste jugador de Copa Davis. ¿Te molesta cuando surgen y se comentan rumores sobre peleas?

F.S.: Si, porque son siempre suposiciones. Uno, conociendo como es la cocina del tenis, trata de mantenerse al margen de esas cosas. Son rumores, y como tales, no se sabe dónde comienzan. Muy pocas veces se demuestran en los hechos.

P: ¿Qué vamos a ver de Franco Squillari en los próximos meses?

F.S.: Hoy estoy a full con el Green Tennis Club, que es donde se desarrolla esta copa. Estamos terminando de armar dos canchas de césped. Tenemos seis de polvo y construyendo dos de cemento. Estamos desarrollando un club que, viva donde viva, una persona pueda ir, tomar su clase y disfrutar de su tenis y su pasatiempo.

Dejá tu comentario