Ricardo La Volpe es el nuevo técnico de Vélez

Deportes

Ricardo La Volpe se transformó esta noche en técnico de Vélez Sarsfield, a apenas una semana de dirigir su último partido en Boca Juniors e irá así por su segunda experiencia en el fútbol argentino luego de su exitoso paso por México.

Con la firma de su contrato por un año en Vélez, que tendrá lugar mañana a las 19, La Volpe culmina así una de las semanas más controvertidas de su vida como ex futbolista y entrenador.

Pasó del infierno de Boca al paraíso velezano en apenas ocho días.

El vicepresidente del club de Liniers, Raúl Gámez, reconoció que "(Ricardo) La Volpe empezó a estar en los planes cuando se hizo imposible contar de nuevo con (Marcelo) Bielsa o, lo que es más, con (Carlos) Bianchi".

La Volpe, que lleva 35 años en el fútbol, fue responsabilizado por la gran frustración que vivió Boca Juniors en diciembre: tres derrotas consecutivas y la imposibilidad de acceder por primera vez a un tricampeonato en el fútbol argentino.

Nunca antes Boca había estado tan cerca de lograrlo.

La vez anterior fue entre 1998 y 1999 en el exitoso ciclo de Carlos Bianchi como técnico.

Aquella vez River ganó el Apertura '99 y postergó a Boca.

El tricampeonato es algo que ganaron solamente en la Argentina los equipos de Racing y River.

Este último club en tres oportunidades al cabo de 40 años.

La Volpe, a su vez, admitió que pensaba "dejar pasar seis meses" antes de volver a dirigir.

Por eso desechó un primer ofrecimiento de San Lorenzo de Almagro, club donde jugó entre 1975 y 1978.

Ese año fue arquero suplente de Ubaldo Fillol en el equipo que dirigió César Menotti y ganó el Mundial.

No se recuerdan antecedentes de un entrenador que habiendo sido "incinerado" y virtualmente "maldecido" por el grueso de una hinchada tan fuerte como la de Boca, en apenas 72 horas hubiera recibido ofrecimientos de dos clubes tan importantes de la Argentina.

Y aunque Raúl Gámez, el hombre clave de la dirigencia de Vélez, no lo asuma públicamente, es obvio que los factores políticos también jugaron en la decisión.

Buena parte del universo futbolero sabe de las excelentes relaciones entre él y el ex vicepresidente de Boca, Carlos Heller, muy enfrentado a Mauricio Macri.

Heller y Gámez hace seis años impulsaron el "Foro Social", un ámbito de la política deportiva convertido en un espacio de reuniones entre distintos dirigentes de clubes que, innegablemente, emana de la férrea conducción de Julio Grondona desde 1979.

En los últimos tiempos algunos de aquellos participantes -el presidente de River Plate, José María Aguilar, por ejemplo- fueron abandonando aquel barco político por las necesidades, objetivas, de su propia gestión.

Se dijo no hace mucho que la AFA auxilió a River hace cuatro meses, cuando se produjo la vuelta del hijo pródigo a Núñez, el último ídolo riverplatense, Ariel Ortega.

El propio Raúl Gámez prefirió analizar la cuestión estrictamente futbolística.

"Vélez está priorizando desde hace más de una década una línea de fútbol a través de entrenadores como Eduardo Manera, Carlos Bianchi, Marcelo Bielsa y, últimamente, Miguel Russo".

"Todo esto sin olvidar a los hombres de la casa como Osvaldo Piazza, Julio Falcioni y Carlos Ischia que también dirigieron a Vélez después de los éxitos de (Carlos) Bianchi, a fines de los '90", añadió.

"¿Si es una política? Sí, lo es.

Priorizar una buena administración con gestiones que no lleven a hipotecar el club, como así también que promueva a los chicos de las divisiones inferiores y, además, logremos buenos resultados deportivos, diría que es la mejor política", concluyó Gámez.

Dejá tu comentario