Sub 20: Argentina goleó a Panamá

Deportes

El seleccionado argentino Sub 20 de fútbol, con un juego colectivo extraordinario y destacadas actuaciones individuales, se acercó a la clasificación para los octavos de final del Mundial de Canadá tras golear hoy a Panamá por 6-0, en un partido de la segunda fecha del Grupo E.

Los goles del conjunto que dirige Hugo Tocalli los anotaron Sergio Agüero, la gran figura de la cancha, y Maximiliano Moralez, ambos en dos oportunidades; Mauro Zárate y Angel Di María.

Argentina, con el triunfo quedó como líder del Grupo E con cuatro puntos y una muy buena diferencia de gol que puede ser determinante a la hora de la clasificación.

Corea del Norte y República Checa son escoltas con dos unidades y Panamá último con un punto.

El equipo albiceleste, que recibió una ovación apenas terminado el partido, cerrará su participación en la primera fase del certamen el próximo viernes ante el seleccionado norcoreano, en Ottawa, mientras que panameños y checos se enfrentarán el mismo día, pero en Montreal.

El inicio del primer tiempo dejó en claro la intención de uno y de otro: Argentina, con un 4-4-2 (que se convirtió en muchas oportunidades en un 3-4-1-2), decidido a quedarse con los tres puntos y Panamá, con un 5-4-1, agazapado para jugar de contraataque.

El primer cuarto de hora de juego mostró cierta paridad, planteos al margen, que con el transcurrir del partido quedó devastada.

Es más, el primero en avisar fue Panamá cuando a los 3 minutos Luis Ovalle, tras ingresar por izquierda (la derecha de la defensa argentina, el sector de Matías Sánchez), sacó un remate que exigió a Sergio Romero, que ya lleva 583 minutos sin recibir goles en partidos oficiales.

Pero bastó que el volante Sánchez se hiciera fuerte en su banda y que el equipo tomara el control de la pelota para comenzar a quebrar a un rival que mostró groseras fallas en defensa.

Entonces Argentina resolvió el encuentro en tan sólo siete minutos y con una fórmula simple, pero efectiva: pelotazos precisos de un defensor o volante, el pique de un jugador al vacío que rompía la línea de la defensa panameña y otro que acompañaba para recibir la pelota y empujarla al gol.

A los 20 Matías Cahais habilitó con un pase casi frontal a Agüero, éste le cedió el balón a Moralez y el jugador de Racing marcó el 1-0 con un toque suave y sin arquero.

A los 23 Ever Banega envió un pelotazo para la derecha, Sánchez llegó con lo justo y habilitó a Zárate, que estableció el 2-0 llegando por el medio.

A los 25 Claudio Yacob le 'picó' la pelota a Pablo Piatti, que rompió la línea de la defensa panameña y lo dejó solo a Agüero, que con una definición suave anotó el 3-0.

A los 27 Banega habilitó con un exquisito pase a Agüero, éste por izquierda mandó un centro rasante que no fue alcanzado por Piatti, pero sí por Moralez para señalar el 4-0.

La descripción de cada jugada en la que Argentina convirtió no es un detalle, sino la explicación de la gran goleada, que encontró el sustento en un brillante juego colectivo frente a un rival débil y accesible.

El equipo argentino estuvo sólido en defensa, donde fue un acierto de Tocalli la inclusión de Sánchez por Gabriel Mercado en una función de lateral-volante, combativo y prolijo en el manejo de la pelota en la mitad de la cancha y rápido y contundente en ataque.

El arquero Romero le dio seguridad al equipo, los centrales Cahais y Federico Fazio presencia, Yacob lucha y equilibrio, Banega claridad para leer el juego, Moralez sorpresa y gol y los delanteros, sin egoísmos, mucha contundencia.

Argentina, más allá del rival, hoy funcionó a la perfección.

Pero no todo fue alegría para el equipo albiceleste.

Es que a los 19 minutos del primer tiempo Damián Escudero, que arrastraba una dolencia en el isquiotibial izquierdo, se retiró lesionado (posible desgarro en la zona mencionada) y tomó su lugar Piatti.

El segundo tiempo, cuando ingresaron Dí María y Alejandro Cabral por Zárate y Banega, respectivamente, aportó dos goles más.

A los 17 Agüero, tras un centro desde la derecha de Di María, puso el 5-0, y a los 31 se invirtieron los roles en una linda pared y llegó el 6-0 del jugador de Rosario Central.

Y Argentina que se despertó con todo su potencial.

Dejá tu comentario