Tigre le puso fin a la ilusión de Estudiantes

Deportes

Estudiantes terminó con su sueño de ser campeón al caer derrotado ante Tigre por 2 a 1, aunque una eventual victoria tampoco le hubiera otorgado la chance de lograr dicho objetivo luego de la goleada de River en Nuñez.

En el marco de la decimonovena y última fecha del Torneo Final 2014 y en lo que significó el último partido de Juan Sebastián Verón como profesional, el mejorado equipo local supo reponerse de un dubitativo comienzo y le dio vuelta el partido a un visitante que terminó con dos jugadores menos, preso de la desazón que le produjo la abultada victoria riverplatense.

Guido Carrillo inauguró el marcador a la salida de un tiro libre y tras una esmerada jugada de laboratorio a los 23 minutos del primer tiempo. Kevin Itabel, en posición dudosa, pero con una definición exquisita igualó transitoriamente el cotejo a los 42 de esa etapa. El defensor Erik Godoy le colocó cifras definitivas al tanteador al definir desde corta distancia y en pleno desconcierto visitante a los 3 minutos del segundo período.

El primer tiempo mostró a un elenco platense un tanto más adelantado que de costumbre en virtud de su imperiosa necesidad de ganar el partido ante un Tigre que superpobló el mediocampo con jugadores de buen pie dejando en absoluta soledad a su hombre de punta Ariel Nahuelpán.

El partido resultó equilibrado en ese lapso aunque la primera media hora del encuentro dejó ver a un Estudiantes más armonioso y decidido a aferrarse a un quimérico triunfo de Quilmes en el Antonio Vespucio Liberti.

Con la inoxidable pegada de Verón y la suma de voluntades de unos cuantos promisorios juveniles el visitante pisó fuerte en Victoria mientras no se dejó llevar por factores externos que influyeron notoriamente en su rendimiento.

En coincidencia con las malas noticias que le llegaban a su rival desde dicho recinto Tigre comenzó a equilibrar el trámite y el golazo de Itabel arribó en un momento de desconcentración extrema del elenco dirigido por Mauricio Pellegrino, equipo que pareció sentir anímicamente el cómodo triunfo "millonario" por ese entonces.

El inicio del complemento no hizo más que potenciar el ostensible decaimiento espiritual del conjunto platense del que se aprovechó su adversario para darle vuelta el encuentro a lo que se sumó la infantil expulsión de Franco Jara por insultar al árbitro Pablo Lunati.

Tigre tomó el match como si fuera una final debido a que el año que viene no contará con la campaña que esta temporada lo sostuvo en Primera División y comenzará muy relegado en la venidera lucha por mantener la categoría.

Con un hoy dúctil Nahuelpán, bien acompañado por Matías Pérez García e Itabel en la creación, con la ubicuidad de Joaquín Arzura y Gabriel Peñalba y el evidente fortalecimiento de su línea defensiva a medida que pasaban los minutos, el elenco de Victoria justificó su triunfo por saber reponerse de un gol adverso y luego aprovecharse de circunstancias que le resultaron ajenas.

La descalificadora infracción que cometió Jonathan Schunke sobre el ingresado Ramiro Leone a pocos minutos del final del encuentro habla a las claras que la desesperación de Estudiantes a esa altura era indisimulable.

A pesar de la derrota el visitante cerró una buena temporada donde pudo consolidar a varios elementos de su cantera e incrementar un promedio que peligrosamente estaba comenzando a erosionarse, a la vez que logró ingresar a la Copa Sudamericana.

En cuanto a Tigre puede consignarse que luego de algunas turbulencias que casi lo eyecta de su cargo, Fabián Alegre consiguió conformar un equipo compacto y con una idea clara de juego que lo llevó a cosechar varios puntos en las últimas jornadas.

Dejá tu comentario