Acusa EE.UU. por evasión al UBS

Economía

Washington (AFP) - El Senado de Estados Unidos cuestionó el papel del banco suizo UBS y de su competidor de Liechtenstein LTG por haber ayudado a ciertos clientes norteamericanos muy ricos a sustraer miles de millones de dólares al Fisco, según un informe publicado ayer.

La investigación, que durará seis meses, puso en descubierto prácticas «susceptibles de facilitar, y que causaron evasión fiscal por parte de clientes estadounidenses», indicó la subcomisión del Senado encargada de las investigaciones, autora del reporte. El informe, publicado ayer antes de las audiencias ante la subcomisión, no determina por tanto formalmente si algunos de los dos establecimientos violó la ley.

Según el reporte, UBS informó a la comisión investigadora que administra en Suiza 19.000 cuentas de clientes estadounidenses no declaradas al Fisco de Estados Unidos, por un monto de 17.900 millones de dólares. «UBS no sólo permitió que sus clientes abrieran en Suiza cuentas no declaradas, sino que también se ocupó de minimizar la comunicación de las informaciones a las autoridades estadounidenses», se afirma en el informe.

Ayer el banco suizo UBS AG informó que dejará de ofrecer servicios de banca y mercados en el extranjero a residentes estadounidenses a través de sus filiales, durante una audiencia en el Congreso acerca de paraísos fiscales en el extranjero.

  • Identificación

    Mark Branson, presidente financiero de UBS Global Wealth Management and Business Banking, dijo a un subcomité del Senado que el banco también trabajaba con el gobierno de George Bush para identificar a clientes que podrían estar involucrados en fraudes impositivos. «En general, la identidad de los clientes está protegida bajo las leyes suizas», indicó Branson. Pero esa protección no se aplica ante una investigación de fraude tributario y cuando se presentan los pedidos al gobierno suizo a través de canales judiciales, señaló.

    Branson indicó que, mientras que UBS estaba apagando el negocio de provisión de servicios de banca y valores en el extranjero a residentes estadounidenses, no se abrirían nuevas cuentas.

    El ejecutivo dijo que los asesores de clientes con base en Suiza no tendrán permitido viajar a Estados Unidos «con el objetivo de reunirse» con clientes estadounidenses.

    La audiencia llegó luego de seis meses de investigación del Subcomité Permanente de Investigaciones del Senado acerca de las prácticas tributarias de UBS y LGT Bank of Liechtenstein.

    La pesquisa reveló que los bancos ayudaban a los clientes de Estados Unidos a evitar impuestos a través de estructuras complejas en el extranjero que ocultaban activos.

    El senador demócrata Carl Levin, presidente del subcomité, dijo que fue sorprendido por el anuncio de UBS.

    Levin esperaba que sirviera como ejemplo para otros bancos.

    «No podemos hacer que todos los bancos hagan lo que hicieron ellos», dijo a los periodistas después de la audiencia.
  • Dejá tu comentario