"Argentina puede pagar, cuenta con vastos recursos naturales"

Economía

El director ejecutivo del fondo NML, Jay Newman, aseguró que la "Argentina tiene la capacidad para pagarles a todos sus acreedores" en virtud de que posee "vastos recursos naturales" y culpó al Gobierno por no acordar con el grupo de holdouts que integra y que le reclaman al país u$s 1.600 millones por la deuda en default.

"Argentina tiene la capacidad para pagarles a todos sus acreedores. Es un país miembro del G-20 con vastos recursos naturales, que simplemente se rehúsa a pagar", afirmó Newman en una entrevista publicada por el diario La Nación.

Newman sostuvo que los juicios que llevaron adelante los fondos buitre contra la Argentina fueron el "último recurso después de que la Argentina rechazó negociar, algo que siempre es preferible". "Este tipo de juicios sólo son responsabilidad del comportamiento coercitivo de la Argentina, no al revés", aseveró.

"Por más de una década hemos buscado una chance de negociar un acuerdo justo. Hemos llegado a la Argentina decenas de veces, en un intento para terminar con el litigio y negociar de buena fe, pero todas nuestras ofertas han sido rechazadas", sostuvo.

Además, estimó que "un rápido acuerdo que beneficiaría al país" y dijo que están dispuestos a negociar con el Gobierno. "El cumplimiento de la Argentina con sus contratos le traerá beneficios a su economía", entre los que Newman destacó que "menores tasas de interés le ahorrarían al Gobierno millones de dólares por año, y eso sin mencionar la posibilidad de nueva deuda".

"El ingreso de dólares en la economía del mercado internacional de capitales aliviaría de inmediato el serio problema de inflación, que está dañando a los ciudadanos del país", añadió.

Por otro lado, rechazó las descalificaciones contra los denominados fondos buitre y afirmó que "NML Capital maneja dinero de fondos de pensión, organizaciones de caridad, universidades e individuos",

"Durante la primera reestructuración del país, en 2005, dos tercios de sus acreedores eran instituciones locales, que no tenían otra opción más que tomar lo que el Gobierno les estaba ofreciendo", expresó para diferenciar a los bonistas que aceptaron y los que no.

Y agregó: "Nosotros, con más de 60.000 bonistas, rechazamos esos términos abusivos y, en cambio, presionamos por un acuerdo negociado. Esos 60.000 bonistas, incluyéndonos, no recibimos un centavo en 13 años", se quejó. "No hay rehenes en esta situación, solamente acreedores que no cobraron (...) En última instancia, ésta es la historia, no la de la Argentina versus los fondos de cobertura; es la de un país que rompió sus promesas a acreedores".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario