BCRA suspendió a Vicentin como exportadora

Economía

La entidad detectó ventas pendientes de liquidación por u$s140 millones. Sospecha que la empresa pudo haberlas ingresado vía CCL o mantenido ilegalmente en el exterior.

El Banco Central dispuso ayer la suspensión de la empresa Vicentin S.A.I.C. como exportadora. Lo hizo al constatar que aún mantiene pendiente de liquidación ventas al exterior por unos u$s140 millones, correspondiente a operaciones vencidas desde octubre de 2019. De esta forma, la firma no podrá operar en el mercado de cambios oficial para realizar pagos al exterior y solo podrá acceder para liquidar el monto adeudado.

A través de la Comunicación “C” 89.731, la entidad que preside Miguel Pesce ordenó a los bancos y a los operadores de cambios el apartamiento de la empresa del mercado de cambios mayorista. También instruyó a la Aduana a no cursar nuevos embarques de mercaderías para la exportación hasta que la empresa regularice sus obligaciones pendientes. Además, fuentes del BCRA señalaron que el organismo notificará al juez concursal que lleva la causa Vicentin en Reconquista, Fabián Lorenzini, la totalidad de las operaciones sin liquidar para que verifique si fueron efectivamente percibidas por la firma.

Se trata de la cerealera de las familias Vicentin, Nardelli y Padoan, que se benefició con préstamos del Banco Nación durante el Gobierno de Mauricio Macri, entró en cesación de pagos a fines de 2019 y dejó un tendal de acreedores sin cobrar, entre ellos miles de productores agropecuarios. A mediados de junio de 2020, el presidente Alberto Fernández anunció su intervención y expropiación con la intención de que el Estado cuente con una empresa testigo en un sector clave para el ingreso de divisas, pero luego dio marcha atrás ante la reacción de un sector de las patronales agrarias y la oposición.

Desde el Central, explicaron que cuando la firma entró en crisis debía unos u$s450 millones en concepto de liquidación por 415 operaciones de exportación. Es decir, había realizado exportaciones por ese monto pero no había vendido esas divisas por pesos en el mercado de cambios oficial, como obliga la legislación vigente. Desde entonces, Vicentin regularizó una parte pero luego dejó de ingresar los dólares. Al día de hoy le quedan pendientes unos u$s140 millones, de acuerdo con una auditoría de la autoridad monetaria.

En ese marco, el BCRA le solicitó al juez de la causa que investigue qué pasó con las operaciones que no se liquidaron. Las sospechas en la entidad son dos: que Vicentin pudo haber ingresado los dólares de forma ilegal, por ejemplo a través del mercado financiero para conseguir un tipo de cambio más alto (el contado con liquidación) en lugar de hacerlo en el mercado oficial; o bien, que haya desviado los fondos a otra empresa para mantenerlos en el exterior.

La medida del Central es similar a la que ya tomó en diciembre pasado contra la empresa Díaz & Forti, que operaba a fasón en las instalaciones de Vicentin. Fuentes del organismo le dijeron a Ámbito que en ese caso se pudo avanzar con mayor velocidad porque Díaz & Forti ni siquiera había avanzado en regularizar una parte de las liquidaciones adeudadas y, de hecho, aún tiene pendiente el ingreso de ente u$s500 y u$s600 millones.

Dejá tu comentario