Boeing en peligro: acciones cayeron más de 70% en el año

Economía

En lo que va de 2020, el valor de los papeles de la empresa fabricante de aviones cayó más que durante todo el año pasado, pese a los accidentes que pusieron en duda su modelo 737 Max.

La crisis desatada en la industria aeronáutica a raíz de la propagación del coronavirus parece ser la estocada de gracia para Boeing. Es que a la parálisis que puso a la economía mundial en jaque se le suman además los conflictos que tuvo la firma durante el año pasado a raíz de las fallas de su modelo 737 Max. De hecho, el valor de su acción en Wall Street se desplomó en lo que va de 2020 un 70%. Es por eso que, en este marco, el fabricante de aviones solicitó a Donald Trump un salvataje para superar la crisis.

Concretamente, el pedido de Boeing al Gobierno de Estados Unidos es de una ayuda de al menos u$s60.000 millones para la compañía y sus proveedores, a fin de poder hacer frente a la dramática situación. Desde Boeing, empresa que emplea a 2,5 millones de personas y trabaja con 17.000 proveedores, señalaron que esta ayuda sería “importante” para tender un puente a la recuperación de toda la industria, ya que la mayor liquidez “se utilizará para mantener la economía de toda la cadena de suministro”. Las perspectivas a largo plazo de la industria, indicó la compañía, “son sólidas”, pero hasta que el tráfico mundial de pasajeros se recupere “serán necesarias para gestionar ante la presión”.

Es que el coronavirus llegó para complicar aún más la situación de la firma estadounidense. Ayer, por caso, el valor de su acción llegó a perforar el piso de los u$s100, en lo que es su valor más bajo desde 2013. Así, sus papeles perdieron un 77% de su valor desde el pico máximo de principios de marzo de 2019, cuando cotizó u$s440. Más allá de los accidentes que pusieron en duda la seguridad de su modelo 737 Max, la caída más abrupta la sufrió por el coronavirus: sólo en lo que va de marzo, su valor en el mercado cayó un 65%. Es por eso que algunos analistas no dudaron en etiquetar a Boeing como la “Lehman Brothers de 2020”.

Para evitar que el desenlace del fabricante de aviones sea como el del gigante financiero en 2008, Trump prometió un respaldo económico: “Absolutamente tenemos que ayudar a Boeing. Obviamente, cuando las aerolíneas no lo están haciendo bien, Boeing no lo hará bien. Así que estaremos ayudándolos”. Esta situación puso en duda el acuerdo que la compañía estadounidense tenía con Embraer. Si bien Brasil ratificó las propuestas de Boeing para comprar a la unidad de aeronaves de la empresa brasileña, el desplome de los mercados llenó de interrogantes el destino del negocio de u$s4.200 millones. La caída de las acciones de Embraer y las preocupaciones sobre el efectivo en Boeing debido al impacto del coronavirus en la industria propiciaron un golpe al frágil acuerdo, aumentando la incertidumbre causada por los retrasos en el proceso de aprobación de los reguladores de la Unión Europea.

Antecedentes

La pesadilla para Boeing comenzó en octubre de 2018, cuando un 737 Max de la aerolínea Lion Air de Indonesia tuvo un accidente que dejó 189 muertos. El 10 de marzo de 2019, otro 737 Max de Ethiopian Airlines causó la muerte de 157 personas. Luego del segundo caso, la seguridad de las aeronaves quedó en tela de juicio y todos los modelos fueron obligados a permanecer en tierra, a la vez que llovieron demandas desde distintas aerolíneas contra la firma norteamericana. La compañía estimó en u$s18.600 millones el costo total de la crisis del 737 Max. A raíz de ello, cerró 2019 con pérdidas por u$s578 millones

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario