El hombre del Bono a 100 años celebró el "gran acuerdo" con los acreedores

Economía

A tres años del lanzamiento del Bono Centenario y tras el arreglo con los acreedores, Luis Caputo abogó por que "comience el proceso de recuperación económica que tanto necesita la gente".

El 28 de junio de 2017, cuando se publicó la Resolución 97 de la Secretaría de Hacienda en el Boletín, Luis Caputo se convirtió en el “hombre del bono a 100 años”, un mote que cruzó el mundo de las finanzas.

En ese junio de 2017 el exministro de Economía sorprendió a los mercados al colocar un bono inédito -y triste- para la historia de las operaciones de deuda voluntaria de la Argentina: el denominado "Bono Centenario”, que vencería en 2117, y que debería pagarse durante cinco generaciones.

Ese bono a 100 años de plazo fue emitido por unos u$s2.759 millones, tendría un cupón de renta fija del 7,125% anual. Como reveló Ámbito, la colocación fue un verdadero éxito: los pedidos de inversiones por el título sumaron unos u$s970 millones, lo que, según el “hombre del bono a 100 años”, representaba que “una emisión de este tipo es posible gracias a que logramos recuperar la credibilidad y la confianza del mundo en Argentina y en el futuro de nuestra economía”.

Si bien la colocación fue anunciada para obtener unos u$s2.750 millones, en realidad al banco Central llegaron unos u$s2.475 millones, ya que las láminas se colocaron con descuentos del 10%, por lo que se liquidó en realidad deuda por u$s90 por cada lámina de 100. Esto elevó la tasa final a liquidar a 7,91%, y no al 7,125 anunciado.

https://twitter.com/totocaputo6hb/status/1290617239788556288

Esta deuda está colocada en grandes bancos de inversión, ya que fue una operación reservadísima y a nivel muy privado. De hecho sólo se la anunció un día después de haberse concretado, ya que la colocación se realizó exitosamente pero a pocas manos fuertes, que luego la distribuyeron únicamente ante clientes vip, tanto argentinos como del exterior. La operación la habían cerrado el Citigroup y HSBC como bancos gestores, mientras que Nomura y Santander actuaron como encargados conjuntos.

A esa altura, para 2017, la Argentina sumaría unos u$s12.750 millones bajo legislación extranjera; y se disponía a cubrir un programa por unos u$s2.600 millones más en lo que quedaba de 2017 y otros u$s8.000 millones para enero de 2018. Según Caputo, la emisión del bono Centenario se justificaba en que las condiciones en el mercado en dólares son “demasiado buenas como para dejarlas pasar”.

Al haber cortado en su lanzamiento a u$s90 por cada lámina de u$s100, lo exacto sería decir que el Gobierno de Mauricio Macri tomó u$s2.475 millones, por los que debería haber pagado en 2117 u$s2.750 millones, más u$s196 millones durante un siglo, siendo que el bono no tiene amortizaciones periódicas de capital. Por eso en aquellos días de 2017 se afirmaba que el rendimiento del bono es equivalente al 7,91% anual sobre el capital.

Bono a 100 Años deuda.jpg
Horas después que el exministro de Economía Luis Caputo anunció la colocación del Bono a 100 años, el fiscal federal Juan Pedro Zoni lo imputó por

Horas después que el exministro de Economía Luis Caputo anunció la colocación del Bono a 100 años, el fiscal federal Juan Pedro Zoni lo imputó por "conductas delictivas" en perjuicio del Estado nacional. El diputado nacional Darío Martínez -unos de los impulsores de la denuncia- consideró que hubo "una estafa generacional" y que se trató de "una operación ruinosa para todo el pueblo argentino".

A más de tres años de la andanza de Caputo, el gobierno de Alberto Fernández cerró un acuerdo por los u$s68.000 millones en manos de los acreedores internacionales, que no casualmente, incluye al Bono a 100 años.

El Bono Global 100 o “Bono Centenario” será el único que les dará algo de satisfacción a los tenedores que ingresen al nuevo canje: será el único que se pagará antes. En lugar de en 2117, terminará de liquidarse en 2045. Eso sí, con una reducción de intereses que achica el rendimiento a menos de la mitad y una quita de capitales del 5%, lo que redundará en un “ahorro” para los argentinos de casi u$s2.000 millones.

En este marco, Luis Caputo felicitó al presidente Fernández y al actual titular del Palacio de Hacienda, Martín Guzmán, y consideró que es un "gran acuerdo" el alcanzado por el Gobierno con los acreedores de la deuda. “¡Gran acuerdo! Felicitaciones al presidente Alberto Fernández, al ministro Martín Guzmán y a todos los involucrados", subrayó Caputo en su cuenta de Twitter.

El ex funcionario de Macri (bautizado por el ex presidente como el “Messi de las finanzas”) abogó por que "ojalá esta pesadilla de pandemia termine pronto y comience el proceso de recuperación económica que tanto necesita la gente". Cuando lanzó el Bono a 10 años aseguró que con esa medida, el país mostraba “prudencia y responsabilidad”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario