Dólar: Gobierno apuesta a nueva fórmula, pero analistas son escépticos

Economía

Con los bonos que cotizan desde hoy, ANSES y BCRA podrían frenar al CCL. Algunos analistas señalan riesgo de hacerlo sin estabilizar la macro.

El viernes pasado, cuando presentó el resultado del canje, el ministro de Economía, Martín Guzmán, dejó a entrever que al Gobierno y al Banco Central (BCRA) no les va a temblar el pulso si tienen que intervenir en el mercado de dólares financieros, vendiendo bonos que están en poder de la autoridad monetaria o de la ANSES, si creen necesario achicar la brecha entre el contado con liquidación (CCL) y las cotizaciones oficiales. El funcionario habló del “poder de fuego” para poder controlar los valores alternativos de la divisa.

El canje les permitió al BCRA y a la ANSES fortalecer sus posiciones, ya que ambos pudieron sacarse de encima títulos ilíquidos y cambiarlos por los nuevos bonos que utilizarán los inversores para posicionarse en dólares vía CCL o MEP. No obstante, algunos analistas advierten que una eventual venta de títulos soberanos por parte del Central, sin antes acomodar las variables macro, generaría más daño que beneficios.

P03_VOLÁTIL 2X6.jpg

Una proyección realizada por Invertir en Bolsa (IEB) estima que los títulos a los que accede el BCRA tienen un valor que ronda los u$s16.685 millones, aunque su valuación de mercado, en base a una exit yield del 12%, estará en torno a los u$s7.666 millones.

Desde IEB realizaron un ejercicio teórico para estimar el mencionado poder de fuego del Central: “En la relación de la sumatoria de los pasivos respecto de las reservas, si incluimos el monto de los bonos, se estaría proyectando un benchmark del CCL en $116,06”, resumió en un documento audiovisual Norberto Sosa, director de la firma. No obstante, Sosa aclaró: “No estamos diciendo que el BCRA va a salir a vender agresivamente sus bonos ni que estos bonos son lo mismo que tener reservas. Solo mencionamos una métrica de disuasión o de políticas que gane el BCRA a partir del canje”.

Respecto de la ANSES, el Fondo de Garantía y Sustentabilidad del organismo previsional canjeó cerca de u$s9.000 millones que tenía en bonos por una canasta de títulos recientemente emitidos, por lo que ahora tendrá en su poder instrumentos con vencimiento en 2030 y 2038.

Estrategia

Resta ver si el Gobierno utilizará su “poder de fuego” a modo disuasivo o si realmente tirará la carne al asador para que baje la brecha. El viernes el CCL cerró en $128,49, mientras que el mayorista se colocó en $74,44, marcando un gap del 72,61%.

Algunos analistas desconfían de la efectividad de reducir esta brecha por la vía de la intervención oficial en los dólares financieros. Un informe reciente de la consultora LCG consignó: “BCRA y ANSES podrán tener éxito si logran que el mercado demande títulos que salen de sus balances, pero esta opción tiene límites y, sobre todo, es transitoria. Esta herramienta ya se usó en 2014 y mostró efectos acotados. Adicionalmente, no queda claro que la cotización tenga que ver con la escasez de títulos para realizar la operatoria. Asumiendo que el BCRA se desprende de deuda que tenía con el Tesoro y ahora la vende en el mercado, tendrá que existir comprador en el exterior. En primer lugar, si no encuentra demanda, el precio afuera podría bajar y hacer que la brecha no se modifique. Y hay que advertir que se trata de una forma de endeudamiento, ya que implica cambiar deuda intra sector público con el mercado”.

Por su parte, Daniel Artana, de FIEL, destacó en un artículo publicado en la revista la consultora que dirige: “La especulación de que el BCRA podrá controlar la brecha cambiaria vendiendo bonos es un error. Los bonos que vende la autoridad monetaria son un sustituto cercano a una colocación directa del Tesoro a tasas de interés de dos dígitos. ¿Dónde quedarán las cuentas de sustentabilidad de la deuda si se emite a esos rendimientos con el objetivo de planchar por unos días la brecha? En lugar de resolver el problema central (elevado déficit fiscal financiado con emisión) se utilizarían alternativas costosas con efectos colaterales adversos (mayor riesgo país que podría encarecer el costo de capital para el sector privado)”.

Volatilidad

Independientemente de la decisión que tome el Gobierno, en las últimas dos semanas los dólares financieros se movieron con altísima volatilidad pero sin una clara referencia, dada la falta de vehículos para realizar las operaciones, ya que los inversores habían entregado sus bonos por el canje. Recién en estos días se podrá ver con claridad en qué valor están el CCL y el MEP para el mercado.

Por último, en el segmento informal, el dólar blue bajó $2 el viernes y cerró en $132.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario