Reactivación de Brasil empuja la recuperación de la industria argentina

Economía

En octubre los productos "made in Argentina" recuperaron 1 punto de participación en el mercado del principal socio del Mercosur, con relación al mismo mes del 2019. Aún lejos del 14% histórico de 1998.

La participación de las importaciones de origen argentino en el total de Brasil mejoraron un punto entre octubre del 2019 y el mismo mes de este año, según indican datos del Ministerio de Economía del país vecino. Pasaron el representar el 5,45% al 6,45% con un total de u$s798,7 millones. Y ello obedece a la mayor demanda de Brasil que está siendo abastecida por la industria argentina, indica un informe del Instituto de Estudios de la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL). El trabajo asegura que uno de los factores por los cuales la industria nacional muestra mejores señales de recuperación que otros sectores económicos tras la crisis del coronavirus es la demanda de la principal economía del Mercosur.

“Un factor relevante de la recuperación ha sido el rebote de las exportaciones a Brasil. Desde octubre, con ventas de la Argentina a Brasil por u$s798,7 millones, comienzan a acercarse a los guarismos prepandemia”, asegura el IERAL.

El trabajo, elaborado por los economistas Jorge Vasconcelos y Marcos O´Connor, compara el comportamiento de las dos economías más grandes del bloque en el marco de la pandemia, y afirman que el sector industrial argentino es el que se mantuvo a flote en comparación con el resto.

El IERAL afirma con datos hasta agosto, que el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) que elabora el INDEC había mostrado un retroceso de 11,9% para el acumulado de doce meses, mientras que el indicador análogo de Brasil reflejaba una caída de 2,7% para igual período. En cambio cuando se focaliza en el sector industrial, la diferencia de trayectoria “es mucho más acotada”. “La serie desestacionalizada muestra para Brasil una leve variación positiva de 0,2% para septiembre de este año respecto de febrero (prepandemia), mientras que la Argentina todavía experimenta una caída para ese período, pero de sólo 2,1 %.

La explicación de ello es la demanda del país vecino, señala el informe. Según datos del Ministerio de Economía de Brasil, el mes pasado la Argentina se ubicó como el tercer origen de las compras del socio comercial detrás de China, que le vendió por u$s2.786 millones y Estados Unidos, que hizo lo propio por u$s1.802 millones. El estudio del IERAL considera, en tanto que “este escenario de ‘normalización’ es condición necesaria pero no suficiente para el despegue industrial de nuestro país”.

Existe en el Mercosur una situación estructural que está haciendo que Argentina pierda presencia en el mercado del país vecino. El actual “market share” de los productos “made in Argentina” es menos de la mitad del que se registraba hace 20 años. En 1998 el pico de participación fue del 14%.

El economista Vicente Donato, de la Fundación Observatorio Pyme (FOP), destacó al respecto que es bueno para la industria local que el principal socio comercial de la región se recupere y empiece a demandar importaciones, pero considera que el impacto es acotado.

“En términos conceptuales, sabemos que cuando Brasil arranca tracciona a la industria argentina, pero en los últimos 10 a 15 años la participación de las exportaciones a Brasil, salvo el sector automotriz, cayó muchísimo”, explicó Donado en declaraciones a Ámbito. Consideró que el socio del Mercosur “ya no es el cliente que supo ser en su momento”. El investigador de FOP explicó que “en los últimos años China sustituyó de manera muy importante a todas las exportaciones de América Latina hacia ese mercado”. “Muchas de las exportaciones de mayor valor agregado de las pymes locales fue desplazada por productos chinos”, precisó. En definitiva, Donato sostuvo que “el multiplicador del comercio es muy inferior que hace 15 años de manera que las expectativas que puede haber por Brasil “pueden ser positivas, pero no tanto”. De todos modos el economista afirma que “nos hace bien que Brasil reactive”.

Uno de los productos que figura en octubre como de mayor participación en las compras de Brasil de origen argentino fueron los combustibles con casi u$s129 millones.

Dejá tu comentario