Economía captó $56.433 millones (más del doble de lo que vencía)

Economía

Logró financiamiento neto de $32.136 millones. La mayor parte de la demanda se concentró en las dos letras de menor plazo, con vencimiento en marzo de 2021.

El Ministerio de Economía colocó ayer tres letras y un bono del Tesoro y logró capturar del mercado unos $56.433 millones de valor efectivo adjudicado, según informó el Ministerio de Economía. Esta fue la primera subasta del año y también la primera con Mariano Sardi como secretario de Finanzas, en reemplazo de Diego Bastourre.

El dato que sobresalió es que el apetito de los inversores fue por el lado del corto plazo y más del 80% del volumen conseguido tiene que ver con letras que vencen y habrá que rollear en los próximos 72 días.

La operatoria, que representó más del doble de los vencimientos acumulados al 15 de enero, incluyó los títulos denominados Ledes, Lepase, Lecer y Boncer en todos los casos con reaperturas de suscripciones.

Con letras Ledes en pesos a descuento (-SM311-) captó $23.756 millones y otros 23.353 millones de pesos se tomaron en letras ‘Lepase’ a tasa variable más 3,2% (-S31M1-), ambas amortizables el 31 de marzo venidero (plazo de 72 días).

Con letras ‘Lecer’ ajustadas por inflación (CER) a descuento (-X13S1-) se suscribieron $7.176 millones con vencimiento el 13 de septiembre (238 días), y en bonos ‘Boncer’ también ligados al CER más 1,3% (-T2X2-) se captaron $2.148 millones al 20 de septiembre de 2022 (20 meses).

El comunicado oficial agregó que hubo 293 ofertas aceptadas, con un VNO adjudicado de u$s55.842 millones. Había recibido ofertas por $65.505 millones.

“El objetivo es continuar con los lineamientos de la gestión realizada en 2020, con el propósito de seguir profundizando el desarrollo del mercado local”, señaló Mariano Sardi.

Por su parte, el analista privado Santiago López Alfaro, presidente de Patente Valores S.A., se refirió a la respuesta positiva que viene teniendo el Ministerio de Economía a la hora de licitar en moneda local: “El trabajo de la deuda en pesos ha sido muy bueno. Hace un año el Gobierno entendió que el mercado en pesos era fundamental, que había que revitalizar el crédito interno para poder financiarse acá en moneda nacional, sabiendo que el mercado externo estaba cerrado en ese momento. Y después vino el coronavirus, por lo tanto sigue necesitando esterilizar y mantener el mercado de pesos abierto”.

A la hora de analizar el resultado de la licitación, López Alfaro puntualizó: “Es lógico que los institucionales vayan más hacia la parte corta, porque está comenzando el año, no se sabe para dónde van a ir las tasas ni la inflación. Además, de vuelta, la incertidumbre del covid hace que los inversores prefieran ir bien cortito, para no tener una sorpresa y esperar a la próxima licitación para ir haciendo los roll over cortos. Yo creo que el mercado de pesos va a estar abierto todo el año. Va a depender de la pandemia y de cómo se desenvuelva la parte local para ver si los inversores empiezan a ir más largo o siguen yendo corto”.

Por último, López Alfaro remarcó: “Van a seguir habiendo licitaciones, porque es necesario absorber una gran deuda en pesos de corto plazo, que es lógico que exista debido a las tasas altas, la inflación elevada y a lo que se emitió el año pasado por la pandemia”.

Según estimaciones de la consultora LCG, las necesidades financieras de 2021 equivalen al 11,6% del PBI, que en pesos llega a los $4,887 billones. Ese monto está compuesto por un déficit primario de $1,897 billones (4,5% del PBI); $0,744 billones en intereses (1,8% del PBI) y amortizaciones de deuda por $2,246 billones (5,3% del PBI). Si se asume que las amortizaciones de deuda se pueden refinanciar en su totalidad, las necesidades de financiamiento equivaldrían al 6,3% del PBI, de los cuales 3,8% se financiarán a través de la asistencia monetaria del BCRA.

Dejá tu comentario