Chrysler confirma contactos con GM para superar crisis

Economía

Detroit - Chrysler estudia varias posibilidades de asociación, que podrían llegar incluso a una fusión con General Motors (GM) o con el grupo franco-japonés Renault/ Nissan, indicó ayer una vocera oficial de la automotriz estadounidense. Chrysler está considerando «un número de alianzas mundiales en su búsqueda de oportunidades de crecimiento global», indicó la portavoz Lori McTavish, confirmando las versiones periodísticas en las que se mencionaban discusiones para una fusión con GM.

Según una fuente sindical y otra de un competidor Chrysler -que esde 2007 está en manos del fondo de inversiones Cerberus- entabló conversaciones hace una semana con Renault-Nissan. «Creo que eso tendría sentido, pues permitiría reunir Asia, Europa y Estados Unidos en el seno de una sola empresa», indicó un importante dirigente del sindicato de obreros de la industria del automóvil (UAW).

Ayer la prensa de Estados Unidos informó que GM había intentado en los últimos meses fusionarse con Ford, pero que ésta interrumpió las conversaciones poco después de comenzadas.

De todos modos, lo que los mercados ven como más probable es la unión de dos de los «Big 3» de Detroit (la número uno, GM, con la número 3, Chrysler). Ambas se encuentran inmersas en la peor caída de las ventas en 15 años en Estados Unidos lo que unido a su pérdida en porción de mercado dejó a ambas con una gran capacidad ociosa en sus plantas de América del Norte.

Según expertos, la unión GM-Chrysler crearía una empresa con demasiadas fábricas, concesionarios, modelos y líneas de productos similares. El resultado de esta fusión provocaría pérdidas masivas de puestos de trabajo; de ahí que el informante del sindicato se haya pronunciado a favor de una hipotética (¿improbable?) unión con Renault-Nissan.

GM y Chrysler tienen importantes líneas de pick-ups y vehículos 4x4, y ambas están en medio de sendos planes de reestructuración, los que incluyen recorte de costos y venta de activos para hacerse de efectivo.

  • Pérdidas

    GM, además, lleva perdidos u$s 18.700 millones en el primer semestre de 2008; tiene 170 fábricas en todo el mundo, en las que trabajan unos 266.000 empleados, de los cuales 139.000 lo hacen en América del Norte. Sus principales marcas son Chevrolet, Pontiac, Saturn, Buick, Cadillac, Hummer, Saab, GMC, GM Daewoo, Holden, Opel, Vauxhall and Wuling.

    Por su parte, Chrysler, que es manejada por el fondo de inversión Cerberus (tiene 80,1% del capital tras comprárselo el año pasado a la alemana Daimler -AG, que conservó el restante-19,9%) informó una EBITDA por u$s 1.100 millones la primera mitad del año, pero como no cotiza en Bolsa no está obligada a informar detalles de sus estados financieros. Tiene 66.409 trabajadores en sus 14 plantas, en las que se ensamblan sus marcas Chrysler, Jeep y Dodge.

    En tanto, en todos los medios de Estados Unidos los analistas «hacían cola» para criticar la posible fusión, basándose en factores tan diversos como la animadversión que sienten los consumidores por una determinada automotriz -que las lleva a comprar vehículos de otra- hasta la superposición de líneas de productos similares como el Hummer de GM con la línea Jeep de Chrysler. Esta unión haría además que los estadounidenses disconformes con la misma opten por comprar autos de origen japonés o se vuelquen a Ford por el mismo motivo.
  • Dejá tu comentario