Empresarios de la construcción reclaman por la falta de insumos

Economía

Proveedores señalan dificultades por el shock de demanda y el retraso en la producción por los protocolos sanitarios.

La economía comienza a dar señales de recuperación que son por ahora moderadas. En el Gobierno confían que el repunte se acelerará el año que viene, e incluso hay quienes señalan que podría ser por encima del 5% previsto en el Presupuesto 2021. Uno de los sectores apuntados para motorizar la suba es la construcción, que en septiembre alcanzó los niveles de producción previos a la pandemia. Las perspectivas para esa actividad son buenas por el impulso estatal y por la demanda privada, pero los empresarios del rubro alertan sobre la falta de insumos, que en algunos casos ya está demorando obras. Señalan demoras en la entrega de ladrillos, chapas, acero, cemento y arena, entre otros.

Conocida por su efecto multiplicador y su velocidad para recomponer la actividad en tiempos de crisis, la construcción viene siendo el eje de las últimas medidas anunciadas por el Ejecutivo. El blanqueo de capitales que se direccionarán al sector, un nuevo sistema de créditos hipotecarios y una partida récord para el Ministerio de Obras Públicas que conduce Gabriel Katopodis, forman parte de los incentivos que entusiasman al sector privado.

Los empresarios coinciden en que la reactivación que se viene percibiendo desde hace 5 meses continuará y se profundizará. Aunque señalan que para que eso se cristalice, debe garantizarse la provisión de insumos. “Existe una escasez de la mayoría de los insumos, venimos de una crisis muy pronunciada y ahora que repuntó la demanda tenemos dificultades para proveernos de materiales”, señaló el gerente de la Cámara Argentina de la Construcción de Rosario, Rubén Llenas.

“Estamos monitoreando la situación”, confirmaron a Ámbito desde la Secretaría de Comercio Interior, que conduce Paula Español. A su vez explicaron que “hubo una restricción de la oferta debido al cierre de fábricas, que luego funcionaron con menores dotaciones por la emergencia sanitaria. Al mismo tiempo, en los últimos meses aumentó la demanda”.

A esto se suma que el precio del metro cuadrado en dólares sigue siendo atractivo para quienes quieren emprender. La consultora Reporte Inmobiliario relevó una retracción del 14% promedio, en comparación a los valores a los que se publicaron los departamentos de dos y tres ambientes en la Ciudad de Buenos Aires el año pasado. El presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Iván Szczech, adelantó que “hay muchas variables alineadas para que el 2021 sea un gran año para la construcción”, por lo que se espera que la demanda de los insumos continúe acelerándose.

Es todavía una incógnita si los despachos podrán normalizarse en el corto plazo. Por un lado, hay constructoras que advierten que sus proveedores no quieren abastecerlos de insumos por la inestabilidad cambiaria. Los fabricantes, por el contrario, argumentan que muchos de sus clientes están adelantando pedidos para hacerse de insumos dolarizados y el stock no alcanza para hacer frente a esa demanda.

En definitiva, la expectativa de devaluación y la especulación con una suba de precios no favorecen el normal desenvolvimiento de un mercado que tiene insumos dolarizados. Menos aún cuando se atraviesa un shock de demanda que, en el caso del acero, también se verifica en otros países como Brasil y China.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario